Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Abre que viene el tren

Con el concierto de este sábado revive La Piragua, lugar insigne de los conciertos de música popular en plazas abiertas

Redacción Rolando Pujol En Cultura March 3, 2017

Los Van Van, bien llamados El tren de la música cubana, son los protagonistas de la noche de este sábado en La Habana. No será un concierto cualquiera, pues con esta presentación revive La Piragua, lugar insigne de los conciertos de música popular en plazas abiertas. 

Según dieron a conocer funcionarios del Instituto Cubano de la Música, a partir de ahora, ese espacio reabrirá cada quince días, los sábados alternos, para acoger a artistas y numeroso público, y volver a ser la pista de baile favorita de los seguidores de la salsa. 

Desde hace tiempo, varios cultores de la música popular en la Isla se referían a la necesidad de recuperar los espacios abiertos para grandes conciertos gratuitos. Uno de los inspiradores de esta idea es el compositor y pianista César “Pupy” Pedroso, exintegrante de Los Van Van y actual director del grupo Los que son son. 

En Cuba los conciertos masivos y gratuitos resultan casi una tradición, en espacios como la Tribuna Antimperialista, la Ciudad Deportiva, y la propia Plaza de la Revolución. Incluso artistas internacionales se han presentado en estos lugares ante miles de cubanos. Tal es el caso de Olga Tañón, Juanes, Calle 13, Miguel Bossé, Air Supply, Audioslave, Kool and Gang, y por supuesto, los Rolling Stones. 

La Piragua es una explanada junto al malecón, cercana al Hotel Nacional, la avenida 23 y el famoso club Gato Tuerto, en el céntrico barrio del Vedado. Durante los años 90, constituyó el escenario por excelencia de numerosas agrupaciones, lo cual la convirtió en un símbolo cultural de esa época.

Nadie mejor que Los Van Van para retomar esta tradición. Clásicas y populares, sus canciones han sido por más de 40 años la banda sonora de varias generaciones, una conexión entre veteranos y jóvenes. Hasta la fecha, su extensa discografía ronda los 30 fonogramas.

Juan Formell (1942-2014) tenía solo 27 años cuando lo apostó todo a su orquesta, en 1969, y se propuso revolucionar el escenario bailable con un nuevo proyecto que mezclaba ritmos tradicionales cubanos con sonoridades del pop, el beat, el rithym and blues y hasta un poco de rock.