Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Acosta Danza hace homenaje a Fidel

Uno de los más destacados bailarines cubanos, quien hizo su propio emprendimiento y fundó hace un año su propia compañía homenajeó a Fidel Castro.

Yailin Alfaro Guillén Yailin Alfaro Guillen/COH En Cultura Dec. 12, 2016

El estelar bailarín Carlos Acosta fundó en 2016 su propia compañía, decidió hacerle ese regalo a su país natal, Cuba. Nunca imaginó que este mismo año una de las figuras más admiradas por él, el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, falleciera a los 90 años de edad. 

La reacción de Acosta no se hizo esperar, tras considerar a Fidel el más grande benefactor de las artes del mundo, anunció que le dedicaría una función de Acosta Danza y lo cumplió.

 La agrupación presentó la gala de homenaje este 7 de diciembre en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, donde demostró su apertura a diversas corrientes danzarias.

   El programa del espectáculo incluyó coreografías como Hokiri, del francés Mickael Marso Riviere, que aborda la perdurabilidad de la vida más allá de la muerte y el eterno renacer del ciclo vital.

 También, el público pudo apreciar Babbel 2.0, una pieza creada por la catalana María Rovira a modo de reflexión sobre el caos del mundo actual, donde las culturas se entremezclan y los hombres se incomunican.

 La obra tiene su origen en la creación de la torre de Babel, en esa necesidad de la humanidad de unirse, de tocar el cielo, nos comentó en un pasillo la coreógrafa distinguida en 1998 por la Generalitat de Cataluña con el Premio Nacional de Danza.

 A juicio de Rovira, el mundo vive momentos convulsos y tocar el tema de la incomunicación le interesó porque, aunque estemos todos conectados por internet y otros medios, ella cree que las personas a nivel personal cada día se comunican menos. 

 Del coreógrafo cubano Miguel Altunaga subió a escena el dúo Derrumbe, que describe dramáticamente el final de una relación amorosa. Después de formar parte de Danza Contemporánea de Cuba, Altunaga prosiguió con su carrera en Londres, dentro de una de las compañías más prestigiosas del estilo moderno, el Rambert, y sus colaboraciones con Carlos Acosta han sido numerosas. 

 En Cuba, el eminente bailarín presentó en un festival el solo Memoria, de Altunaga, quien en estos momentos está nominado al Premio Nacional de Danza en Gran Bretaña por su desempeño excepcional en Noche transfigurada, una obra del coreógrafo danés Kim Brandstrup. 

 Momento significativo de la noche fue la presentación de Tocororo Suite, versión del conocido espectáculo Tocororo, fábula cubana, concebido por Carlos Acosta y estrenado en el propio teatro habanero en 2003.

 La gente me lo pide constantemente y yo creo que es bueno poder ver Tocororo de vuelta al lugar donde nació, expuso el creador.

 Una vez más, el público disfrutó la mezcla de danza clásica, contemporánea y folclórica, en la cual el bailarín Luis Valle exhibió saltos impresionantes.

 El primer espectáculo de esta obra contó con la presencia de Fidel, quien según contó Acosta, al finalizar la función, se reunió con él y el resto del elenco en el escenario, durante unos minutos, inolvidables para todos los artistas.

 Carlos lamentó la pérdida de quien hizo tanto por la cultura nacional y agradeció al sistema de enseñanza instituido por Fidel la posibilidad de estudiar ballet gratuitamente, siendo un niño pobre, hijo de camionero.