Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Apreciación vs banalización de la cultura

Para comprender mejor el mensaje que ha dejado en pie Miguel Barnet, presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en la VIII reunión nacional de su presidencia, hay que entender el contexto actual, y los desafíos que se abren para la sociedad cubana en este momento histórico.

Margarita Pécora Cubadebate En Cultura March 19, 2016

En más de una ocasión  expertos en  materia de informatización de la sociedad,  han alertado sobre el efecto nocivo que se oculta tras los cautivadores  telones de la era digital.

Hoy, con  penas  dar un clic, desfila por las pantallas una catarata de mensajes e imágenes para atrapar al lector o al televidente, que no siempre son positivos ni se ajustan a patrones que contribuyen a  formar valores estéticos en la sociedad.  El afán por incitar el consumo de todo tipo,  ha abierto las puertas al imperio de la  banalidad  o trivialidad que ya se comporta como una epidemia  minando a la sociedad.

Cuba avanza lenta hacia el acceso generalizado a las redes de Internet y la TV digital, pero avanza, y lo hace en momentos en que también desde lo político se está produciendo un acercamiento con EE.UU que no solo traerá intercambio comercial, también la influencia del país donde  se privilegia la banalización de la cultura  para un público consumista-jóvenes  en su mayoría-  de poca o nula capacidad para apreciar lo verdaderamente valioso y genuino.

 La apreciación artística abarca todas las disciplinas artísticas y permite reconocer la creación, la producción, la preservación y la difusión de las obras de arte u objetos estéticos.

Por eso  revisten gran importancia las reflexiones realizadas por el intelectual cubano  a los integrantes de la UNEAC,  llamándolos a  continuar orientando su quehacer hacia los sectores juveniles, con el fin de establecer y ensanchar espacios para el enriquecimiento del sentido de pertenencia a la nación.

Y por supuesto que es estratégica para la política del país, no únicamente porque interviene en la esfera cultural, sino porque debe permanecer alerta para frenar otros propósitos  que a veces hay que mirar con lupa.

De ahí que los razonamientos de Barnet  conminando también a formar buenos gustos, de manera que la población sea capaz de discernir entre lo que posee calidad y lo banal,  contaran con el apoyo  de Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quien hizo énfasis en el proceso que evidencia la intensificación del colonialismo cultural y planteó la necesidad de combatir esa posición con inteligencia. Una de las vías, dijo, es dar mayor impulso al trabajo cultural comunitario y divulgar sus mejores experiencias.

Esta batalla cultural  apenas comienza;  de lo que se trata es de mantener en la trinchera, a la  educación  de valores y la  apreciación artística, cerrándole el paso a la banalización.