Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Camagüey, acuarela de colores

La plástica en la central provincia tiene un bien ganado sitial en la cultura nacional, nombres y obras que dejaron y dejan su huella. Una visita al Taller Estudio y al Hotel Santa María de esa capital, que con talleres y obras traspiran arte.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Archivo En Cultura June 24, 2016

Camagüey es una región de muchos contrastes, leyendas, fabulas, una arquitectura ecléctica colonial, un trazado de sus calles en forma de laberinto. Es la tercera urbe de Cuba por densidad de población y con el centro urbano mayor con 330 hectáreas.

 

Cuna de ilustres personalidades de la cultura, la historia y las luchas por la independencia. El Mayor, Ignacio Agramonte custodia la ciudad erguido con su machete en alto y el caballo en posición combativa, Nicolás Guillen el poeta nacional de la Isla, anima con su poesía sincrética, pero los artistas de la plástica han dejado su impronta en las calles, paredes, hoteles y numerosos sitios para reanimar la ciudad.

 

Muchos nombres de artistas de la plástica conforman la galería de camagüeyanos que han dejado su huella en la cultura de la nación, Flora Fong, Martha Jiménez, Ileana Sánchez, Maykel Herrera, Oscar Rodríguez Laseria, Aisar Jalil Abdala y Pepe Gutiérrez por solo nombrar a algunos.

 

Pero deseo acercarlos a la obra de una insigne hija de la tierra de los tinajones, cuya obra está presente en numerosos sitios de la ciudad y de la playa. Martha Jiménez, Premio de la Unesco en 1997, es el espíritu del Camagüey.

 

Una de las visitas obligadas de Camagüey es el Taller-estudio. Este sitio especial está estratégicamente ubicado en el recorrido turístico que incluye la Plaza del Carmen, parte del Centro Histórico que ya ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

 

El Taller-estudio está ubicado en una casona del siglo XIX. Aquí veremos más obras de esta galardonada artista cubana, pero también se dictan clases para que los niños entren al mundo del arte. Los turistas pueden ver sus obras, cerámicas de figuras humanas, mujeres principalmente, ciertamente eróticas, y muchas obras más que remiten a la vida cotidiana cubana.

 

Veremos sobre la explanada de entrada algunas originales esculturas hechas con barro vitrificado y hacia la esquina de la plaza un grupo escultórico representando mulatas de tamaño natural sentadas en sus taburetes tradicionales formando una ronda, como si estuvieran intercambiando chismes de la comunidad mientras beben café cubano. Además, en el clima de la ciudad hay otras figuras conocidas para quienes viven aquí, el clásico vendedor de agua, el poblador que lee el periódico sentado en un banco de plaza y demás obras que han salido de la mente y las manos creadoras de la artista plástica Martha Jiménez.

 

En el céntrico y populoso bulevar de la ciudad se levanta el Hotel Santa María, de la marca de hoteles E del Grupo Cubanacan. Nada más entrar al lobby, se nos regala una escultura monumental que refleja la imagen creada por la artista de la “Santa María” que observa y protege a la ciudad; en alusión al nombre fundacional de la Villa.

 

En el área exterior en el punto más alto del hotel, sobre un sólido pedestal se levanta una pintoresca figura que con un catalejo otea la ciudad. Martha Jiménez ha querido reflejar con esa escultura los distintos asentamientos que tuvo la otrora villa;  pero el imaginario popular ha bautizado a la figurita como el “fisgón” o un vigía que cuida de la tranquilidad de la ciudad.

 

Cualquier espacio es útil: Una plaza, un parque, un taller, un patio interior, la entrada de un pequeño restaurante; sirven para muchos otros pintores, ceramistas, grabadores y artesanos de reconocida trayectoria para exponer sus obras y compartirla gustosos con quienes visiten Camagüey.