Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Cuando los Van Van reventaron el Luna Park

Un histórico encuentro con los argentinos fue el concierto de Los Van Van en el estadio Luna Park de Buenos Aires realizado en el marco de su Tours 2015 por Sudamérica presentando su último disco Fantasía. El relevo de Juan Formell quedó demostrado que está garantizado.

Julieta Dorio Estanislao Santos En Cultura May 10, 2015

En pleno otoño porteño, más de 5 mil personas vivieron el calor del caribe en una fiesta teñida por los colores cubanos en el Luna Park. Es que la mítica orquesta cubana Los Van Van volvió a tocar en Argentina el pasado 8 de mayo, en el marco de su gira por el sur latinoamericano que contó con presentaciones en Montevideo, Uruguay, Santiago de Chile, Chile, Buenos Aires y Rosario, Argentina.

El show estuvo cargado de emociones. No sólo porque festejaron sus 45 años de trayectoria y porque hacía 15 años que los vanvaneros, sus fanáticos, esperaban que la orquesta volviera al país, sino porque además fue la primera gira internacional luego de la muerte de su fundador y director histórico Juan Formell, quien falleciera el 1º de mayo del pasado año en La Habana. Desde ese momento, la dirección musical está a cargo de su hijo, el baterista Samuel Formell.

Los 17 músicos hicieron vibrar al público, que bailaba y cantaba cada canción como si no hubiera mañana. Con un manejo increíble del escenario y de sus fanáticos, los Van Van dedicaban cada canción a su alma mater, y en sus palabras sólo podía apreciarse agradecimiento y un profundo amor por Juan Formell. Imposible no emocionarse al ver que Yeni Valdés, la única mujer del conjunto, se enjugaba una lágrima cada vez que nombraban al músico.

Incorporando charlas con los presentes en el medio de las canciones, como si fueran parte de la letra, Lele, uno de los cantantes, confesó que el cantito que más les gusta de los vanvaneros argentinos es uno futbolístico: “¡Olé olé olé, olé olé olé olá! ¡Olé olé olé, cada día te quiero más! ¡Oh, Los Van Van, es un sentimiento, no puedo parar!”, y fue entonces que la orquesta se argentinizó y comenzó a tocar este hit de cancha con el coro de todos los presentes. Mientras esto sucedía, desplegaban sobre el escenario una bandera en la que estaban unificadas las banderas de Cuba y de Argentina.

Al momento de sonar Sandunguera, las personas que estaban en los palcos dejaron sus asientos y se trasladaron al pasillo, devenido en salsódromo, a bailar en pareja. Y por supuesto no faltaron las muchachas cubanas y argentinas que subieron al escenario a mover la cintura. Tampoco faltaron las palmas, los cantitos, las manos en alto y las bullas. Toda una demostración de un pueblo que sabe resistir con alegría, con música y baile y que lejos de quedarse inmóvil llorando ante la adversidad, rinde contínuamente homenaje a la vida.

El día después del show, cuando aún podía sentirse el aire del malecón y el gustito a mojito en las calles del centro porteño, Cuba es otra historia tuvo una entrevista exclusiva con Robertón Hernández, antes de subirse al escenario rosarino, en la que remarcó el cariño que tienen por Argentina y el calor que reciben cada vez que nos visitan. También nos adelantó que Los Van Van vuelven a tocar a la Argentina antes de fin de año. Así que si te quedaste con ganas de ir a verlos o querés volver a bailar, todavía estás a tiempo.