Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Gabriel García Márquez en La Habana Vieja

La figura está inspirada en el momento en el que el prolífico escritor y periodista acudió a la ceremonia de recibimiento del Nobel de Literatura, en Estocolmo, Suecia

Redacción Rolando Pujol En Cultura Feb. 16, 2017

Ernest Hemingway, John Lennon, la Madre Teresa de Calcuta… tienen un espacio en La Habana. Sus figuras han sido modeladas en bronce por el escultor cubano José Villa Soberón, quien este jueves devela en la capital una efigie del escritor colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura. 

Se trata de una réplica de una obra que ya existe en Colombia, encargada al artista para colocarla en el Museo del Caribe en Barranquilla. El embajador de ese país en Cuba, Gustavo Bell, insistió en instalar una copia aquí, en una urbe visitada muchas veces por el Gabo. 

El célebre escritor colombiano tenía una relación muy cercana con la Isla, vínculo que se hace evidente en sus múltiples fotos con el líder Fidel Castro, su amigo personal, y su participación en congresos y eventos literarios y de otro tipo. García Márquez fue además fundador de la agencia de noticias Prensa Latina y de la Escuela Internacional de Cine y Televisión, en San Antonio de los Baños. 

La pieza estará ubicada en el Jardín del Liceo Artístico y literario de La Habana, donde estuviera el antiguo Palacio del Marqués de Arcos, en el casco histórico de la ciudad. De acuerdo con Villa Soberón, el contexto de la 26 Feria Internacional del Libro, celebrada en la capital cubana del 9 al 19 de febrero, brinda el entorno propicio, pues se le rinden homenajes a García Márquez por los 90 años de su nacimiento y los 50 de la publicación de la novela Cien años de soledad.

La figura está inspirada en el momento cuando el prolífico escritor y periodista acudió a la ceremonia de recibimiento del Nobel de Literatura, en Estocolmo, Suecia. Según declaró el autor, acepta trabajar solo cuando logra escoger una imagen con la cual se puede conectar, y esta lo atrapó al momento.

Villa Soberón también trabaja por estos días en una escultura de Alicia Alonso para perpetuar la imagen de una de las bailarinas más admiradas en el mundo. Las obras de pequeño formato de este escultor integran colecciones en Cuba, Estados Unidos, Alemania, Brasil, Canadá, República Checa, Polonia, Hungría, Egipto, Rusia, Francia, Costa Rica, Italia, Argentina y México.