Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Giros sobre adoquines de la Habana Vieja

Pasar en estos días por el Casco Histórico de la Habana Vieja fue un verdadero lujo al poder presenciar en sus calles un bello evento de Danza Callejera llamado por sus organizadores como “Ciudad en Movimiento”.

Jesús Corvea Ladyrene Perez/Cubadebate En Cultura April 9, 2016

La Habana se mueve de muchas maneras, esa es una verdad universal. Pero cuando son cuerpos quienes escriben preciosas coreografías urbanas, cuerpos que danzan con el eclecticismo -arquitectónico o no- reinante en el principio de una ciudad de casi medio milenio de existencia, es todo un lujo.
Habana Vieja: Ciudad en movimiento volvió a las calles para “acercar al espectador a una combinación de manifestaciones artísticas inspiradas en la historia, la arquitectura y el diseño de uno de los barrios más hermosos del mundo” según el sitio oficial del evento.

Entre sus objetivos destaca incentivar la creación artística y específicamente el desarrollo de creadores e intérpretes danzarios; acercar la danza al público en general y viceversa; hacer de esta propuesta un espacio en el cual la experiencia artística sea accesible y estimulante para la vida cotidiana de la comunidad, así como crear una plataforma sólida de intercambio entre creadores de festivales en varias ciudades del mundo.

A las 9 de la noche con el cañonazo que suena a esa hora se inauguró este 21 Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos Habana Vieja: Ciudad en Movimiento, con la presentación de Danza Teatro Retazos con la obra Andares, coreografía de Isabel Bustos.

Bustos aseguró en conferencia de prensa en la sede del grupo: “Agradezco a todos los que han hecho posible este largo sueño acariciado y, muy especialmente, a quien apoyó desde el inicio y creyó que sí era posible concretar la idea de fusionar la danza y el paisaje urbano, el Historiador de la Ciudad de La Habana, Dr. Eusebio Leal Spengler”.

Rafaela Gómez, habanera asidua a este tipo de manifestaciones y vecina del lugar, consideró: “Ver a los bailarines tomar las calles de la ciudad realza sin dudas el  valor artístico y cultural propio del Centro Histórico habanero y de la identidad cubana”.

Los espacios para disfrutar del Festival son los Centros de la Danza, y de Desarrollo de las Artes Visuales, la Fábrica de Arte Cubano, las salas Alejo Carpentier y Lecuona del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, el Cinematógrafo Lumière, la Sala de la Diversidad y  por supuesto, la Plaza Vieja.