Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Jazz joven cubano en Estados Unidos

Será la primera vez que una jazz band de las escuelas de arte cubanas viaje a New Orleans para un intercambio

Redacción Internet En Cultura Jan. 5, 2017

Un grupo de estudiantes pertenecientes a la Jazz Band del Conservatorio Amadeo Roldán, acompañados por dos profesores, se encuentran en la ciudad norteamericana de New Orleans, invitados por la prestigiosa institución Jazz Preservation Hall.

La invitación fue realizada a través del Proyecto Horns to Havana, el cual ha sostenido una larga relación de trabajo e intercambio con el Centro Nacional de Escuelas de Arte. Un ejemplo de ello es el proyecto Jazz Amistad, que promueve encuentros artístico-educativos.

Será la primera vez que una jazz band de las escuelas de arte cubanas viaje a esa ciudad para un intercambio de este tipo. Los estudiantes fueron invitados a presentarse en un concierto comunitario en el George and Joyce Wein Jazz and Heritage Center, además de participar en la denominada Conferencia JEN (Jazz Education Network), el 7 de enero.

El prestigio de la educación artística de la Isla ha atraído la atención de instituciones de gran relevancia, tales como el Jazz Preservation Hall, el George and Joyce Wein Jazz and Heritage Center, y el Jazz at Lincoln Center. Con este último, la Jazz Band perteneciente a la Escuela Nacional de Música sostuvo un importante intercambio a principios del 2016.

Teniendo en cuenta que New Orleans se encuentra al Sur de los Estados Unidos, su cercanía con Cuba abarca tanto lo geográfico como lo cultural y económico. La influencia de las raíces africanas se hace notar en las dos orillas. 

Tanto así, que la Fiesta del Fuego o Festival del Caribe, que se celebra cada año en Santiago de Cuba, ha dedicado sus jornadas a esa ciudad sureña, que también comparte con la Isla un clima parecido y algunas tradiciones agrícolas. 

El percusionista cubano Chano Pozo vivió una parte importante de su trayectoria musical en esa ciudad, donde enriqueció su estilo con las sonoridades típicas del jazz y el blues. 

A su vez, la Isla caribeña constituye un lugar privilegiado para el jazz, tanto por la calidad de sus instrumentistas e intérpretes, como por los eventos que aquí tienen lugar. Así lo demuestran cada año los festivales JoJazz y Jazz Plaza. La Habana se precia de sitios emblemáticos para este género, como el club La Zorra y el Cuervo, el Café Miramar, el Jazz Café, entre otros.