Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Lizt Alfonso Dance Cuba a escenarios de México y Estados Unidos

La agrupación danzaria mostrará algunos de sus espectáculos más reconocidos en importantes plazas internacionales

Lydia Sixto Yailín Alfaro En Cultura Sept. 25, 2015

La compañía de danza Lizt Alfonso Dance Cuba ha sabido conquistar con su arte importantes plazas culturales del mundo. Una vez más, esa reconocida agrupación volverá a impresionar con su despliegue de pasión, talento y sensibilidad en escenarios de México y Estados Unidos.

Invitados por la Fundación Alfredo Harp Helú, los bailarines de la compañía que dirige la coreógrafa y maestra Lizt Alfonso se presentarán con el espectáculo Alas, los días 24 y 26 de este mes, en el Teatro Macedonio Alcalá de la ciudad de Oaxaca de Juárez, capital del estado mexicano de Oaxaca.

El periplo en tierras aztecas los llevará al Centro Cultural CECUT de Tijuana y al Teatro del Estado de la ciudad de Mexicali, donde el público tendrá la oportunidad de deleitarse con Bailando, en el que se incluye esa electrizante coreografía que es Fuerza y compás.

Lizt Alfonso Dance Cuba atesora entre sus muchos méritos el haber sido el primer conjunto de danza en tener una temporada de presentaciones en Broadway, en el New Victory Teather. El céntrico espacio neoyorquino nuevamente los recibirá, en esta ocasión con la obra ¡Cuba Vibra!, del 13 al 29 de noviembre.

Posteriormente, viajarán con esa pieza por otras ciudades estadounidenses como Princeton, Boston y Washington.

Una vez finalizada la gira, el ballet de Lizt Alfonso, como se le denomina en el archipiélago cubano, subirá a la escena de la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba para ofrecer 1, 2, 3… Todos a Escena, en el mes de diciembre.

El nombre de Lizt Alfonso Dance Cuba, que el próximo año celebrará 25 años de vida, va siempre asociado a la fuerza en la interpretación, a la excelencia en la concepción de sus obras, a la preparación de las noveles generaciones bailarines y, sobre todo, a la entrega. Una entrega sin igual que ha servido para tomarle el pulso a lo mejor de la producción danzaría cubana de los últimos tiempos.