Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Mimos latinoamericanos por La Habana

Artistas de América Latina participarán en el encuentro que tiene por sede a un importante centro cultural de la capital cubana.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Yailín Alfaro En Cultura June 17, 2016

El VII Encuentro Internacional de Pantomima La Habana 2016, se desarrollará del 8 al 12 de junio con sede en el Centro Cultural Bertolt Brecht, de La Habana. Allí, mimos de Argentina Ecuador y Colombia.

 

La anfitriona del evento y directora de la Compañía Teatro del Cuerpo Fusión, Maritza Acosta, en diálogo con Cuba es otra historia indicó que participarán del encuentro internacional de pantomima invitados de esas tres nacional latinoamericanas y que el encuentro comenzará el 8 del mes próximo con la reposición de la obra Las Pericas, en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional.

 

Como ya es habitual desarrollarán el concurso, conferencias, talleres y clases magistrales, junto con el tradicional pasacalle que toma la Calle Línea como festejo del intercambio.

 

Esa locación posee mayores condiciones para desplegar la pieza clásica de Nicolás Dorr, que en una breve temporada en el Teatro Mella. Al arte milenario de los mimos la Compañía del Cuerpo Fusión le puso un sello propio, con coreografías, danzas contemporáneas y otras manifestaciones escénicas que le imprimen gran expresividad, poesía y belleza a sus representaciones.

 

Tales experiencias pueden ser ahora compartidas con los visitantes foráneos y con otros grupos nacionales participantes, con el fin de exonerar a la mímica del calificativo de arte antiguo pasado de moda.

 

El encuentro también es una posibilidad de ponerse al día con lo que ocurre en otras partes del mundo a través de los intercambios con artistas de otros países. La dinámica de la Compañía del Cuerpo Fusión, como formadora de mimos es única en América, según  declaró el maestro ecuatoriano Luis Cáceres Carrasco.

 

Es encomiable el rigor con el cual enseñan a niños y jóvenes, quienes tienen que cursar 19 asignaturas, entre ellas la de ballet clásico. Tal currículo los pone en condiciones de acometer difíciles propuestas escénicas y mantener fresco un arte que es la base o complemento de muchos otros.