Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Santiago vuelve a relucir con su Fiesta del Fuego

Los tradicionales festejos reflejan cada vez más esa identidad que es música, danza y costumbres que unen a las naciones de la región. Una festividad que rompe esquemas y propicia el intercambio cultural.

Maria Lucía Gonzalez Yander Zamora En Cultura July 8, 2016

La identidad que une a los pueblos del Caribe vibra esta semana en la ciudad oriental de Santiago de Cuba, donde la 36 edición de la Fiesta del Fuego se trasluce en un hito de ritmos y tradiciones, en un haz intercultural,  dedicado esta vez a Ecuador como país invitado.

 

Ese sincretismo cultural  a través de la música y la danza  ha sido una constante en el amplio programa que trasciende la academia hacia los espacios públicos devenidos en prominentes escenarios para la presentación de artistas nacionales y extranjeros.

 

Considerada como una cita que trasciende sus objetivos fundacionales, la Fiesta del Fuego rompe esquemas tradicionales y propicia un acercamiento mayor entre poblaciones, culturas, el estudio de las raíces comunes y la expresión genuina de la unidad, a decir de Orlando Vergés, director de la Casa del Caribe.

 

Nuevos proyectos artísticos hacen de esta singular ocasión un acontecimiento de las letras, la música y los ritmos típicos de la región, pues en tanto los académicos investigan y relacionan los valores de las naciones caribeñas, las calles santiagueras son la expresión máxima de esa interculturalidad sonora, danzaria, de expresión, vestimenta, de gestos, símbolos y hasta de mirar al mundo y la naturaleza.

 

Fabián Solano, embajador de Ecuador en Cuba,  expresó en la jornada inaugural, el domingo pasado, que en su país hay una amplia presencia de la población afroecuatoriana, que refuerza, sin dudas, la identidad caribeña. Algunos de esos grupos de música popular y tradicional se presentan en los escenarios santiagueros.

 

Nuevamente el diálogo y las fiestas dan fe de ese eslogan que cada año cobra más fuerza. El Caribe que nos une.