Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Tres colores latiendo el sentimiento

Con ese verso de una décima dedicada a la bandera cubana quedó abierta la Exposición Fuerza y sangre ,Imaginario de la bandera en el arte cubano, que abrió al público esta semana en La Habana, con múltiples miradas de artistas de la plástica y como auténtico símbolo de identidad y cubanía.

Maria Lucía Gonzalez Ernesto Salazar En Cultura April 16, 2016

La bandera como ícono de la nación cubana es el tema de la exposición Fuerza y Sangre, Imaginario de la bandera en el arte cubano, abierta esta semana en el Pabellón Cuba, centro emblemático de la Habana y símbolo de la pujanza juvenil de la nación.

Más de un centenar de creadores cubanos de la plástica muestran su mirada sobre ese símbolo de la Patria que marca la identidad a partir de una interrelación subjetiva con presupuestos y reflejos generacionales que la hacen diversa y atractiva, además del excelente trabajo de curadoría a cargo de Isabel Pérez.

Una atractiva arquitectura del espacio  conjuga en armonía  piezas históricas del arte nacional con otras más actuales  concebidas para la muestra, de hecho un sugerente  atractivo para visitantes del patio y extranjeros que concurren a este agradable sitio ubicado en la Rampa habanera atraídos por la belleza y la diversidad de expresiones, pero siempre con el denominador común de realzar los tantos valores de la insignia cubana desde que la enarbolaron orgullosos los independentistas mambises.

“Como un espejo de cubanidad”, calificó a esta gran galería en  homenje a la bandera, el artista Rubén del Valle, Presidente  del Consejo Nacional de las Artes Plástica, mientras la ve como una herejía y a este símbolo y orgullo de la nación Julián González, el Ministro de Cultura de Cuba, e invita a  conocerla y disfrutar “de lo grande de nuestras artes” Miguel Barnet, Presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Fuerza y Sangre aúna piezas de renombrados artistas cubanos como Flora Fong, Zaida del Rìo, Robert Diago, Manuel López Oliva, Arturo Montoto, Cirenaica Moreira, entre otros tantos creadores de la pintura, dibujo, fotografía, esculura, instalaciones, videoproyecciones y diseño, además de portadas de revistas y otras publicaciones y 65 carteles dedicados a este importante símbolo cubano.

Uno de los principales atractivos lo constituye la réplica de la escarapela que llevaba el patriota José Martí a su muerte, obra confeccionada por el artista Nachi Carmona, buscando la similitud al original de 147 años, 6,6 centímetros  de largo y cinco de ancho y bordado entonces por jóvenes bayameses. El Padre de la Patria,  Carlos Manuel de Céspedes fue el primero en recibirla y luego de pasar por manos de otros oficiales de la guerra independentista la recibió Martí al ser ascendido a Mayor General por Máximo Gómez y  la llevaba en su pecho al caer asesinado en Dos Ríos.

Para los jóvenes es un reto tener esta exposición en nuestra casa, expresó a Cuba es otra Historia Rafael González, vicepresidente de la Asociación Hermanos Saíz, que aglutina a los creadores menores de 35 años en la isla y cuya sede se encuentra en el Pabellón Cuba. “Esta gran obra de obras ratifica el compromiso de la continuidad de las nuevas generaciones de cubanos”, aseguró.

La atractiva muestra, organizada por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas, la Asociación Hermanos Saíz y el Ministerio de Cultura, estará abierta al público hasta el 11 de junio próximo y más adelante llegará al resto de las provincias como exposición itinerante. Contempla talleres, visitas dirigidas y conferencias  sobre temas afines.