Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Vacuna cubana contra las faltas de ortografía

Con sentido figurado, los cubanos Eloína Miyares (recientemente fallecida) y su esposo Vitelio Ruiz, ambos investigadores de la Ciencias Linguísticas denominaron “vacuna”, a la Metodología que posibilita la prevención y erradicación de los lapsogramas o faltas de ortografía.

Margarita Pécora Margarita Pécora En Cultura Jan. 30, 2016

Corría el año 1995 y en una casa santiaguera de la barriada de Vista Alegre,  el matrimonio  Ruiz-Miyares  volcaba todo su talento y pasión  en la aplicación de la Metología  que utilizó términos  médicos para considerar  los lapsogramas, como  una verdadera epidemia. Así  surgió la vacuna VALCUBA que  ya  ha tenido  impacto socio-educativo, no solo a nivel nacional sino internacional,  al ser generalizada en el Estado Lara de la República Bolivariana de Venezuela. 

 

Sus resultados han merecido varios premios provinciales del Fórum de Ciencia y Técnica por sus generalizaciones. La obra está registrada en el CENDA (Centro Nacional de Derecho de autor.

 

  Esta periodista   atraída por la pasión  de los investigadores, se sumó al proyecto como  divulgadora, a sabiendas de  que marcaba un hito en esa materia, de ahí que conservo  el libro de la vacuna VALCUBA con la dedicatoria: “Para la estimada compañera Margarita Pécora- nuestra divulgadora oficial , con todo afecto, de Vitelio y Eloína”.

 

El método en cuestión,  lo elaboraron  durante  años de acucioso estudio,  a partir de reconocer  que son un problema las faltas de ortografía no solo  en los niveles primarios y de enseñanza secundaria, también para los universitarios. Y  por eso le dieron un carácter de “epidemia”.

 

 El libro se publicó en 1995 y se reimprimió en 1999. Los fundamentos  lingüístico-psico-pedagógicos  que sustentan la VALCUBA,  son de tipo fonético-articulatorio, grafemático, normativo, morfológico y analógico-comparativo. 

 

  Las primeras pruebas para su aplicación fueron a  nivel municipal en Santiago de cuba, y escogieron tres  escuelas pilotos para analizar los resultados entre los años 1992-93.

 

La prueba demostrativa incluyó todas las palabras portadoras de lapsogramas para ser estudiadas durante todo el curso escolar y se aplicaron exámenes de control. Luego  el proyecto  se enriqueció con aportes  de maestros de diferentes regiones cubanas, quienes desarrollaron una verdadera guerra los  lapsogramas, e hicieron que la Vacuna creada por los Ruiz-Miyares,  se convierta  en un verdadero logro de la Revolución cubana. 

 

El Centro de Lingüística Aplicada de Santiago de Cuba es un núcleo de investigación y generación de proyectos  que han obtenido resultados científicos de alto impacto lingüístico-pedagógico en todo el país, principalmente en el Sistema Nacional de Educación. Fue reconocido como unos de los centros auspiciadores de la Academia de Ciencias de Cuba, en Santiago de Cuba.

 

Fue fundado el 1 de enero de 1971 por el Dr. Julio Vitelio Ruiz Hernández. Desde el año  200 figura como una dependencia más de la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) de Santiago de Cuba.

Su misión sigue encaminada a  desarrollar investigaciones lingüísticas sobre el español de Cuba y a brindar servicios en esa especialidad. Su misión principal es contribuir a elevar la cultura del idioma del pueblo, especialmente de los escolares, a través de investigaciones aplicadas de alto rigor científico.