Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Hermandad en el diamante

El equipo de béisbol de la Universidad de Pensilvania está en Cuba para completar una agenda de cuatro juegos contra planteles de la Serie Nacional.

Máximo Ventura Ricardo López En Deporte Nov. 25, 2015

Cuando el pasado 17 de diciembre se hizo oficial el restablecimiento de las relaciones bilaterales entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, no pocos entendidos y fanáticos dieron por seguro que el acercamiento y los nuevos vínculos tocarían las fibras de los movimientos deportivos de ambas naciones. Desde entonces se han dado importantes pasos para que el intercambio en la esfera del músculo fuese también un puente cultural y social, que hermanara y uniera, siguiendo las pautas primarias del olimpismo.
 
Por ello no extraña que exponentes de la Mayor de las Antillas visiten tierras norteñas por estos días y que, también, deportistas estadounidenses pisen suelo cubano para enlazar lo que nunca debió ser cortado. De ahí que el equipo de béisbol de la Universidad Estatal de Pensilvania esté justo a mitad de camino en su periplo de cuatro juegos en la Isla, contra novenas de la Serie Nacional cubana. 
 
Los visitantes, a pesar de sufrir sendas derrotas a manos de Industriales (1-2) y Ciego de Ávila (0-2), han mostrado excelentes credenciales, buen juego, calidad y arrojo en sus bisoños peloteros.
 
«Tener 12 títulos en sus vitrinas hace de Industriales un equipo de respeto. Los jóvenes que he visto tienen un gran potencial», destacó el mentor norteamericano, Rob Cooper, tras concluir el desafío en el que los de casa consiguieron la victoria.
 
De acuerdo a sus declaraciones, el intercambio ha sido muy fructífero y enriquecedor. "Todo el grupo está encantado de competir con peloteros de tanta calidad", afirmó. Además, valoró como algo muy positivo el hecho de poder conocer la Isla, su gente y acercarse de primera mano a su cultura e historia.
 
En la agenda del plantel de Pensilvania aún restan los compromisos ante los Huracanes de Mayabeque y los Cocodrilos matanceros.