Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La maratón de la esperanza

La tradicional carrera de resistencia rinde homenaje al joven canadiense Terry Fox cada año en Cuba con la creciente participación del público de la Isla.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Ladyrene Perez / Cubadebate En Deporte April 10, 2016

Abril se viste de gala para el  deporte de las distancias, con un nuevo homenaje a Terry Fox al joven canadiense convertido en símbolo de lucha contra el cáncer. En la 19 edición de este maratón de la esperanza, corrieron jóvenes de distintas edades y profesiones.

Una carrera que se organiza no para ganar, sino para participar, en esta ocasión tuvo una singularidad muy original a anteriores certámenes y es que se llevó a cada municipio de la Isla de Cuba, y a cada núcleo poblacional rural con una simultaneidad muy sincronizada.

Según los organizadores del proyecto Marabana/Maracuba, “el Maratón de la Esperanza es una fiesta de vida, para compartir en familia y con los amigos, lo mismo niños, jóvenes, adultos, ancianos o personas con discapacidad”. “En esta 19 edición le hemos introducido modificaciones al reglamento y se ha extendido a todo lo largo y ancho del país la competencia para lograr un mayor nivel participativo, nos interesa mucha la masividad”. Así comentó en exclusiva para Cuba es otra historia, Sergio Gattorno, director de esta ya legendaria marcha.

Por su parte el Sr. Yves Gagnon, embajador de Canadá en Cuba, que nos dijo que “es posible este maratón por la cooperación de las autoridades deportivas de la Isla y de la población para que este sea un suceso lleno de amor y solidaridad, y agregó,  ¡Gracias al pueblo cubano por su amor y apoyo! “.

El espíritu de Terry Fox anima a los cubanos en su campaña contra el cáncer, impregnados del espíritu del joven canadiense de nunca darse por vencido en la batalla y fue ocasión para  salir a las calles, ya sea para correr o caminar, como muestra de que mediante el ejercicio físico se puede combatir esa enfermedad.
    
Al final no hubo ni vencedores ni vencidos, ganó la participación, ganó todo el que participó y se puso de manifiesto aquel apotegma de “mente sana en cuerpo sano”.