Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Los Orioles de Baltimore jugarán en Cuba

Como parte del intercambio deportivo entre Estados Unidos y Cuba, ahora se espera con alegría que el importante equipo de beisbol Los Orioles de Baltimore viajen a la isla en cualquier momento.

Valentín Rodríguez, Corresponsal En Deporte June 6, 2015

La noticia me  alegró y  me asombró al mismo tiempo, cuando supe de que un equipo de los Orioles de Baltimore jugará en Cuba este año. Tan rápido corrió la voz que todos los amantes del béisbol en la Isla la supieron tan pronto algunos medios se hicieron eco de ella.
 
Así quedó confirmado lo que era un rumores en redes sociales, que  a partir del anuncio del restablecimiento de las relaciones entre los EEUU y Cuba equipos profesionales de las grandes ligas de ese país podrían aterrizar para topes amistosos, en particular el comisionado de la Major League Baseball, Rob Manfred, dejó traslucir la posibilidad de jugar algún partido de exhibición.
 
Y serán nuevamente  los Orioles de Baltimore, el equipo que en 1999 recibió una licencia especial del gobierno de Clinton para efectuar par de partidos contra una selección nacional, primero en el estadio Latinoamericano (ganaron los norteños 3-2 en 10 entradas) y luego en su propia sede del Camden Yards de Baltimore, donde dominaron los visitantes 12-6.

Se comenta que otros equipos han establecido contacto con la Federación de Béisbol y otras autoridades, por lo que no descartó que en el futuro inmediato  ya para 2016 en lo adelante otros conjuntos  elijan venir a topar con selecciones tricolores, ya sea en los conocidos entrenamientos de primavera o en otras fechas negociables.

Sin embargo, ante esta postura de acercamiento y la posibilidad real de ver béisbol de gran nivel en nuestros predios, se le contrapone un proceso de desangramiento de algunos de nuestros mejores jugadores, que en número superior a 60 durante los últimos meses han emigrado por vías oficiales e ilegales hacia otras naciones del Caribe o Centroamérica en busca de ser contratado por alguna organización de la MLB. La apertura a la contratación de nuestros peloteros en torneos internacionales  y profesionales preserva el talento  sin la necesidad de cruzar mares con traficantes de personas, exponiendo sus vidas y hasta la de los familiares que llevan consigo.

Las medidas aprobadas por el gobierno cubano para la contratación desde septiembre del 2013 dejan en claro que no hay oposición a  que algún deportista pueda tener contratos millonarios en el exterior pues de hecho Alfredo Despaigne hoy y Frederich Cepeda el pasado año lo tuvieron en tierra nipona. El asunto que se reclama  está en el orden legal, en lo moral, en el robo descarnado de peloteros para desacreditar  a un sistema deportivo que ha demostrado ser, contra viento y marea, y a pesar del cruel bloqueo de EEUU,  exitoso a partir del esfuerzo, la inteligencia y el sacrificio de sus protagonistas: entrenadores y deportistas y del apoyo gubernamental a costa de grandes sacrificios.

Los Orioles jugarán en La Habana aun en fecha no definida, seria provechoso que se abra un nuevo camino a la contratación legal y ordenada y que el intercambio también traiga nuevos aire también a las contiendas nacionales del beisbol.