Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Maradona viaja para despedir a Fidel Castro

Diego Armando Maradona viajará a Cuba para decirle el último adiós al líder histórico de la Revolución en su homenaje póstumo.

Maria Lucía Gonzalez Prensa Latina En Deporte Nov. 28, 2016

Los cubanos fueron testigos cuando la televisión local mostraba visiblemente consternado ante la infausta noticia que le llegó desde Buenos Aires de la voz de su abogado Matías Morla a Diego Armando Maradona que evoca el recuerdo entrañable que atesora de Fidel, durante los años en que vivió en Cuba.

En los momentos en que en Argentina les fueron cerradas las puertas de las clínicas, Fidel siempre solidario, siempre amigo, lo acogió como un hijo. “Me aconsejaba, estuvo conmigo permanentemente y por eso mi agradecimiento, dijo con un nudo en la garganta, en sus primeras declaraciones después de conocer del fallecimiento del máximo líder cubano, al que considera un segundo padre.

“Fidel me llamaba a las dos de la mañana”, ”hablábamos de política” “me invitaba a eventos”…, “me habló mucho de la droga y de todo lo que podría hacer para recuperarme y lo logré”… son parte de las vivencias íntimas que conserva el Pibe de Oro, como le dicen muchos en las calles de La Habana.

Por eso su compromiso con la isla donde se conoce que viajará porque desea permanecer en esta hora de dolor con Raúl, con la familia, con el pueblo que lo acogió y tanto hizo por él y quiere despedir a su amigo, estar ahí, a su lado, como siempre estuvo él.

Diego Armando Maradona llego a la isla por primera vez por la década de los 80 para recibir el premio del mejor deportista del año otorgado por una agencia de noticias con sede en la isla y de allí en más se instaló una gran amistad con Fidel Castro. 

Luego estuvo residiendo en La Habana debido a un tratamiento médico que le fuera implementado por los médicos cubanos en las instalaciones de salud La Pradera y el Censan, ambos muy cerca de donde residía el líder cubano de la revolución.