Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Se acercan las Olimpiadas, ¿y los Paralímpicos?

En varias disciplinas deportivas se preparan atletas discapacitados que representarán a Cuba en los venideros Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro.

Maria Lucía Gonzalez Archivo En Deporte July 8, 2016

Se habla mucho en toda el país, como en el mundo entero, de las Olimpiadas de Río de Janeiro, de pronósticos, aspiraciones, sueños,  de la preparación de los atletas, sus rivales en el orbe, de lo que pudiera pasar, pero de los juegos Paralímpicos, donde notables deportistas cubanos también aspiran a izar la bandera y escuchar el himno patrio.

 

Años de entrenamiento y una preparación colegiada a través de un sistema integrado con disciplinas, reglas y atención especiales pone a la luz el meritorio lugar de esta disciplina en el sistema deportivo cubano.

 

El atletismo es la especialidad más representada. La actuación de la delegación cubana en el Tercer Campeonato Mundial de la disciplina para sordos, en Bulgaria, así lo confirma.

 

Cuba se alzó con dos títulos de oro a cargo de la santiaguera Suslaidy Girat en triple salto y 100 metros planos,  mientras Erlys Wiliam Larrudet finalizó quinto en el doble hectómetros y el villaclareño Héctor Pérez Pérez concluyó cuarto en el lanzamiento del disco.

 

Cuba asegura casi 20 plazas en los próximos Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, del 7 al 18 de septiembre, y además del atletismo estarán representadas la natación, las pesas y el judo como disciplinas.

 

El torneo está previsto en el estadio olímpico Joao Havelange y está considerado  como evento test previo a la fiesta cuatrienal del deporte para discapacitados.

 

 

Si la historia de los juegos paralímpicos en Cuba sigue una paso ascendente en la cosecha de medallas se debe a la prioridad otorgada  por el Instituto Nacional de Deporte y Recreación (INDER) a este sector de atletas a lo largo de todo el país siguiendo esa noble razón de convertir en sueños las tristezas de la vida.