Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Tin Marin, ¿cuántas medallas en Río?

La aspiración de la delegación de deportistas cubanos que asiste a los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro es quedar por debajo del lugar 20 en el medallero.

Miguel Reyes Mendoza Vanguardia En Deporte July 29, 2016

Algunos comentan que el deporte es una especialidad de suerte; otros hablan de preparación, altruismo y resultados; pero los entendidos aportan y realizan sus análisis atendiendo a la trayectoria y a la capacidad física de los atletas. Es así como se crean expectativas y hasta se definen medalleros espontáneos sin tan solo haberse iniciado la competición.

 

Cuba es otra historia tratará de hacer lo mismo. Se acerca Río y ya especulamos sobre las posibles medallas de los cubanos. Una delegación de 120 atletas en 18 deportes, cifra superior a la que inscribió para la cita que acogió Londres hace cuatro años, según confirmó en el espacio de la Mesa Redonda, José Miranda, Director de Alto Rendimiento del Instituto Nacional de Deporte y Recreación (Inder).

 

Pero, ¿dónde están las mayores aspiraciones? ¿Lograremos descender de puesto en el medallero? Según directivos del Inder, Cuba pretende  incluirse entre los 20 primeros, ubicación  posible gracias a la preparación realizada, atendiendo sobre todo a que fue un ciclo olímpico complejo que tuvo por medio eventos como Centroamericanos, Panamericanos y Campeonatos Mundiales de varias disciplinas.

 

Sin embargo, la fuerza sigue estando en especialidades como el boxeo, la lucha, el judo, el atletismo y el taekwondo, sin descartar a la gimnasia  y el canotaje.  Y hago mis análisis, Cuba estará representada en suelo brasileño por cinco luchadores en el estilo grecorromano e igual cantidad en la modalidad libre varonil, nómina que contará con el liderazgo indiscutible de Mijaín López, quien irá en busca de su tercera corona en citas estivales.

 

Si evaluamos la etapa de competición,  se prevé aportar al medallero dos preseas en la modalidad grecorromana e igual número en la libre, pues los muchachos han logrado incluirse de manera individual y en ocasiones colectiva, entre los 5 primeros en eventos de categoría internacional, tanto en el área de América como en Europa y Asia.

 

El judo es otro de los deportes que siempre colabora con la delegación, y esta vez la fuerza radica en Idalis Ortiz, Dayaris Mestre (48 kg), Maricet Espinosa (63) y Yalennis Castillo (78) en la escuadra femenina  e Ivan Silva, el subtitular olímpico Asley Gonzalez (90), Magdiel Estrada (73), José Armenteros (100) y Alex García (más de 100) como máximos exponentes del sexo masculino. Todos ellos tienen posibilidades de acceder al podio, pues esta es una disciplina que siempre nos deja buenas sorpresas.

 

Del atletismo cubano, cuya participación se prevé del 12 al 21 de agosto, las principales opciones de discutir medallas descansa en Yarisley Silva, vigente campeona del orbe y dueña de 4.84 metros – mejor marca del año hasta el pasado 8 de junio cuando la griega Ekaterina Stefanidi se elevara hasta los 4.86m en Atenas- alcanzados el cinco de junio en la sexta parada de la Liga del Diamante, en Birmingham.

 

De los 30 deportistas de la Isla que asistirán a Río, 11 pudieran ser finalistas en las diferentes modalidades, gracias a su ubicación en el ranking universal. Entre ellos encontramos a la discóbola Denia Caballero, monarca en la cita mundial de 2015, y otro que también sobresale en la escuadra antillana, es el decatlonista Leonel Suárez, quien sorprende por su lucha constante en cada una de las pruebas incluso cuando no aparece entre los favoritos.

 

En triple salto Pedro Pablo Pichardo, subcampeón del orbe en Beijing (2015), todavía no se encuentra en su forma óptima  pero es un atleta acostumbrado a dar alegrones al país; el garrochista Lázaro Borges y el relevo de 400 metros, de ambos sexos, forman parte de la delegación cubana a la justa estival que siempre pueden darnos alguna medalla.

 

Del boxeo comentamos en estos días en Cuba es otra historia, pero se prevé que sea la disciplina que más aporte porque además de ser campeones de manera invicta en la Copa Mundial de Boxeo, los pugilistas se encuentran en excelente forma deportiva y con un entusiasmo desbordante. Se piensan obtener 6 medallas, de ellas, tres de oro, dos de plata y una de bronce.

 

Recordemos que se cuenta con boxeadores encumbrados en el área internacional como Robeisy Ramírez, Roniel Iglesias, Lázaro Alvarez y Julio César la Cruza, además de otros combativos como es el caso de Arlen López, Yasniel Toledo, Yosbany Veitía y Erislandy Savón.

 

Por su parte, el único deporte colectivo que se presenta en esta edición, sufre las bajas ocasionadas por la indisciplina cometida en Finlandia, pero cuentas con jóvenes que vienen de alcanzar la victoria en el Norceca y nada quita, que continúen inspirados, aún cuando haya que transitar por rivales muy difíciles como Estados Unidos, Rusia y Brasil.

 

Existen otras disciplinas como el tiro deportivo, tiro con arco, el remo, canotaje y la gimnasia que poseen deportistas con resultados y que tal vez, ahí estén las medallas que se aporta a la delegación y de las cuales no se haya hecho ningún cálculo. Se precisa contar con la actuación de Manrique Larduet en la gimnasia, pues sus resultados lo avalan para un oro olímpico, y si no, observar la actuación del canotaje y del remo donde los cubanos siempre han sabido crecerse e imponerse.

 

Lo cierto que cada actuación de la Isla será disfrutada por más de medio millón de personas que son fanáticos a la cita estival y que creen en sus deportistas para seguir representando con mucha dignidad al país, aún cuando no convoquen deportes pues por el desarrollo económico de Cuba, no se permite la praxis y el desarrollo de los mismos.

 

Agosto será recordado porque los cubanos sabrán poner en alto la bandera de la estrella solitaria y entonarán el himno en más de una ocasión. Pocas o muchas, las medallas que se obtengan en esta edición serán un homenaje más a los 90 cumpleaños de Fidel Castro, máxime cuando su lúcido pensamiento con respecto al deporte será clave para encarar el difícil reto de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.