Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Créditos para el impulso de nuevos proyectos

Aunque el proceso de otorgamiento de solvencias económicas resulta lento y selectivo, esta política bancaria viene en aumento y paulatinamente va mejorando para los sectores privado del país.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Archivo En Economía May 29, 2016

La banca nacional cubana continúa con  el otorgamiento de créditos para el llamado “sector no estatal” de la economía de la Isla, y para los programa priorizados. El año pasado fueron entregados 28 mil millones de pesos en moneda nacional para este tipo de emprendimientos.

 

De acuerdo con Isabel Sanz, vicepresidenta del Banco Metropolitano, del total de préstamos otorgados el pasado año al sector estatal, el 36 por ciento está asociado a la agricultura, ganadería, caza y silvicultura, mientras el 32 por ciento al comercio y el 15 por ciento a la industria manufacturera.

 

Los financiamientos han estado dirigidos  a apoyar las inversiones, como la ampliación de la planta hotelera del sector del turismo, así como también los proyectos en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

 

Entre otros destinos estos créditos han estados asignados para la adquisición de equipamientos para impulsar el programa de alimentos y el de granos,  la modernización y ampliación de plantas productoras de medicamentos.

 

Los créditos otorgados a las personas naturales, desde 2012 hasta el año pasado alcanzaron los seis mil 741 millones de pesos en moneda nacional, el 59 por ciento para acciones constructivas en las viviendas y el 34 por ciento  solicitado por agricultores pequeños.

 

Según la información recibida por este corresponsal, el 6,7 por ciento del total corresponde a pedidos de trabajadores por cuenta propia, y el 90 por ciento de esas demandas fueron realizadas en el 2015, lo cual demuestra que la política crediticia del país va ganando adeptos entre ese creciente sector y la propia banca accede a esas peticiones.

 

Con el objetivo de apoyar el desarrollo de las emergentes formas de gestión, desde 2011 se aprobó en Cuba el Decreto Ley 289 “De los créditos a las personas naturales y otros servicios bancarios”; no obstante, aún resulta débil la relación entre los cuentapropistas y las instituciones financieras.

 

Además de incentivar el uso del crédito, para el banco resulta fundamental la creación de atractivos productos y servicios que propicien mayor acercamiento con el sector por cuenta propia, en el cual laboran ya más de medio millón de cubanos.

 

Hasta el año pasado la banca cubana había otorgado 223 millones de pesos en moneda nacional, en créditos, para respaldar el progreso de las cooperativas no agropecuarias, que nacieron en 2013 como parte de los cambios económicos impulsados en el país.

 

Sin embargo el proceso de otorgamiento de los créditos aún resulta lento y selectivo y comporta un reto para la banca cubana ante el crecimiento del sector privado en el país.