Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El caso Sherritt, o sí se puede hacer negocios con Cuba

Las operaciones en la Isla son lo más importantes de la empresa, que en 2017 cumple 90 años de fundada

Flavia Demi y Valentín Rodríguez Rolando Pujol En Economía March 6, 2017

Cuando se habla con empresarios extranjeros acerca del panorama de negocios en Cuba, muchos comentan acerca de las múltiples dificultades: el bloqueo, la dualidad monetaria, el pobre acceso a Internet, las carencias de liquidez… A pesar de todo eso, hay quien lo logra, y más aún, tiene éxito. 

Ese es el caso de la compañía canadiense Sherritt, que desde los años 90 se enroló en empresas mixtas con contrapartes cubanas, para la producción de petróleo y níquel, y hoy pueden detenerse a contemplar los resultados, y seguir adelante. 

En estos momentos, la firma avanza en tres proyectos principales en la Isla: la empresa mixta en Moa (Holguín), una producción conjunta con la Unión Cuba-Petróleo (Cupet), que genera 15 mil barriles diarios de crudo, y Energas, especializada en producir electricidad a partir del gas acompañante de la explotación petrolera. 

Sherrit extrae hoy alrededor de un tercio del petróleo que produce el país, según declaró a la prensa el director general de la compañía, David Pathe. Una de sus ventajas operativas radica en la tecnología que utilizan para perforar pozos en direccional horizontal, la cual permite excavar desde tierra y buscar petróleo en el mar. 

De acuerdo con el ejecutivo, a pesar del impacto de la constante reducción de los precios de las materias primas, la compañía alcanza hitos importantes que la posicionan bien para el futuro. Agregó que los negocios en Cuba son lo más importantes de la empresa, que en 2017 cumple 90 años de fundada.

El principal ejecutivo de Sherritt de visita en Cuba, reconoció el alto nivel de instrucción de los ingenieros y técnicos nacionales en las actividades de perforación y la minería. Para él resultan profesionales de primera clase a nivel internacional.

Respecto al sector energético cubano, señaló que tienen la intención de destinar capital para el Bloque 10, uno de los 45 en que se divide la Franja Norte petrolera. Además pretenden extender la vida de este negocio en la nación caribeña y fortalecer las relaciones estratégicas.

En 2014 la corporación canadiense prorrogó por 10 años más su contrato con Cupet, lo cual le permitirá explotar de manera conjunta los pozos de crudo y gas natural en territorio cubano hasta 2028. 

Durante 2013 la firma produjo 20 mil 042 barriles diarios de petróleo nacional, cerca de dos tercios del volumen total. Y según ellos existen potencialidades para crecer. Pathe ha comentado en ocasiones anteriores que Cuba es un lugar notablemente estable para hacer negocios, y que el renovado entorno de relaciones con Estados Unidos debe beneficiar el desempeño de la empresa.

La primera de sus cuatros prioridades estratégicas este año es mantener el liderazgo operativo mundial en la producción de níquel terminado a partir de lateritas, desde Cuba. Las otras tres son: optimizar las oportunidades en el sector energético cubano, preservar la liquidez y fortalecer el balance general, y mejorar la eficacia de la organización.