Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Empresas norteamericanas quieren llegar antes que Trump

Ahora los empresarios norteamericanos están apurados para llegar a Cuba, ya que la política del electo presidente puede variar y perjudicar a sus negocios en la isla.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Internet En Economía Dec. 3, 2016

Dos empresas estadounidenses presionan para llegar a Cuba y operar antes de que la administración Obama abandone la Casa Blanca, el 20 de Enero próximo.

General Electric Co. y Google están entre las firmas que funcionarios estadounidenses creen asegurarán los acuerdos para operar en Cuba, a medida que la administración Obama insiste con  La Habana para completar los acuerdos pendientes antes de que Donald Trump asuma la presidencia de EE.UU., de acuerdo a fuentes cercanas a las negociaciones. 

El diario norteamericano The Wall Stret Journal en su edición de hoy ha publicado que que espera que tres compañías de cruceros de EE.UU. anuncien acuerdos para comenzar servicio a Cuba, incluyendo Norwegian Cruise Line Holdings Ltd., Royar Caribbean Cruises Ltd. y Pearl Seas Cruises.

La firma se anunciaría en las próximas semanas, deja claro con mucha seguridad la fuente citada en el diario. “Continuamos hablando con Cuba y estamos en medio de las negociaciones”, dijo a su vez el sitio web del gigante General Electric.

Por su parte fuentes del Ministerio del Turismo cubano, que pidieron no ser identificadas aseguraron que la Norwegian Cruise Line, está “en conversaciones continuas con las autoridades cubanas encargadas”. Añadió que permanecía “optimista respecto a recibir aprobación para una o más” de la marcas que administra Norwegian.

Los tratos que se consigan con Cuba están encaminados a fortalecer la política de acercamiento de Barack Obama. Los funcionarios de la Casa Blanca están inseguros de cómo Donald Trump, el presidente electo, llevará el deshielo entre Washington y La Habana una vez asumidas sus funciones en el Despacho Oval.

Trump se ha mostrado dispuesto a suspender la normalización de relaciones bilaterales “si Cuba no está dispuesta a hacer un mejor acuerdo para el pueblo cubano, cubanoamericano y estadounidense”.

Aun cuando  no hay un tratado formal entre EE.UU. y Cuba que pueda ser deshecho, sí ha existido un esfuerzo amplio por expandir los lazos económicos, comerciales y culturales entre los dos países luego de que Obama y Raúl Castro anunciaran en diciembre de 2014 el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Los movimientos en la Casa Blanca para acelerar el proceso de aprobación de compañías estadounidenses han cobrado fuerzas en las últimas semanas.