Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La problemática del salario en Cuba

Uno de los temas más controversiales de la Cuba de hoy lo constituye el salario, insuficiente en la mayoría de los sectores estatales. Pero para entender la problemática del salario hay que analizar las causas que dieron origen a la inmovilidad de esta categoría económica.

Doris García Radio Rebelde En Economía Feb. 27, 2016

Entre los años 70 y 80, el Estado implementó la política del pleno empleo, es decir, garantizar a cada cubano en edad laboral una ocupación. Y esto, a la larga, se convirtió en fuente de distorsiones en la contratación del personal, dando lugar a las llamadas “plantillas infladas”, con una cantidad indeterminada de trabajadores por encima de sus necesidades reales, que han provocado la cifra de 1’ 500 000 trabajadores en exceso en el sector estatal. Otra debilidad de esta política fue no vincular los salarios al desempeño productivo de cada Empresa, de ahí que los trabajadores no se sentían estimulados a producir, con graves afectaciones en los resultados industriales y de servicio.

El gasto salarial es para cualquier Empresa, uno de sus indicadores fundamentales para medir eficiencia. Por tanto, a menos trabajadores, mayor productividad. Pero con este sobreempleo que se arrastraba de décadas pasadas, resultaba muy difícil revertir esta situación, lo cual aún hoy transita por una etapa de ajustes; esta realidad se trata de eliminar al surgir la Resolución 17, que norma el pago adicional a los trabajadores por los resultados económicos, pero aún no se ha logrado dar respuesta a las numerosas demandas en este sentido. 

Una situación mucho más compleja se presenta en el sector presupuestado, especialmente la salud y la educación, ya que dependen de los ingresos que recaude el Estado, por concepto de impuestos mayoritariamente, para sufragar sus gastos. En el caso de la salud, se tomó la decisión de aumentar el salario al personal directamente vinculado a los servicios, teniendo en cuenta los ingresos que se estaban obteniendo por la exportación de servicios médicos, lo cual alivió un tanto la situación salarial de dichos trabajadores. Pero en los restantes sectores presupuestados, se han mantenido inamovibles,  lo que  ha provocado el éxodo de maestros y profesores hacia otros sectores más rentables, con afectaciones a la cantidad y calidad del personal capacitado que se necesita para esta actividad.

El sector emergente del cuentapropismo es el único que transita por otros caminos, dadas las características privadas de su gestión, y sus salarios son mucho más altos que los de cualquier trabajador estatal, lo que ha provocado la migración de personal de un sector a otro, con la consecuente pérdida de fuerza de trabajo calificada en industrias y servicios de primera necesidad.

Solucionar las distorsiones que hoy se presentan en cuanto a los salarios, es uno de los mayores retos a que se aboca el Estado cubano en el proceso de actualización de su modelo económico.