Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La unificación monetaria

No hay tema económico más debatido y comentado en Cuba que la necesidad de la Unificación monetaria, que tiene como objetivo central el fortalecimiento de la moneda nacional, y poder medir correctamente los valores de nuestras producciones de bienes y servicios.

Doris García Ernesto Salazar En Economía March 19, 2016

Según palabras del presidente cubano  Raúl Castro, este uno de los principales obstáculos para el progreso del país. Esta decisión, que fue anunciada en el año 2011, al aprobarse los Lineamientos, ha transitado por una larga etapa de análisis, donde se han detectado dificultades que no han permitido su aplicación con la celeridad requerida.

La unificación monetaria, en el alcance de las personas naturales, no tienen un impacto directo en su primera etapa. Donde se manifiesta  la complejidad de este proceso,  es en el Sistema empresarial y presupuestado, o sea en las entidades económicas.

Lo primero que es necesario precisar es que la unificación monetaria no se produce sólo en el campo de la circulación financiera, sino que tiene un impacto muy fuerte en los Estados Financieros de las entidades y en su contabilidad, al tener que revalorizar las partidas que se encuentren en la moneda que desaparece, el CUC. En estos momentos, en dichos Estados Financieros se registran gastos e ingresos en ambas monedas, con una tasa de cambio de 1 CUP=1 CUC, lo cual no se corresponde con el valor real de ambas monedas, e introdujo deformaciones e inexactitudes en los resultados.

Al parecer, una de las razones del aplazamiento son las cifras a tributar por el Presupuesto para la unificación monetaria, ya que las diferencias que se originen en el Capital de Trabajo de las entidades serán subvencionadas por éste. Y un aspecto que también afecta este proceso es la deficiente Contabilidad de muchas de las entidades, lo que impide conocer si lo que está registrado se corresponde con la realidad del Patrimonio que reflejan sus Estados Financieros.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que, al producirse la unificación monetaria y revaluación de sus partidas contables, pueden existir Empresas y entidades que incurran en pérdidas, o que sea insostenible su funcionamiento, lo cual traería como consecuencia el cierre de la misma y la desvinculación de sus trabajadores, a los cuales no se les pueden aplicar “terapias de choque”,  contrarias a nuestro sistema socialista. Para ello se trabaja desde ahora en la fusión de Empresas, cuando sea posible, y en el redimensionamiento de las actividades presupuestadas, para buscar reducir los gastos en su funcionamiento.

El proceso de unificación monetaria, necesario en nuestro avance  económico, también debe ser analizado en todas sus aristas, de manera que constituya un paso adelante en los esfuerzos de Cuba para su reordenamiento en todos los aspectos.