Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La zafra azucarera, entre metas e incertidumbres

Según informaron funcionarios del grupo empresarial del azúcar, esta zafra promete ser la mayor en 15 años

Valentín Rodríguez Rolando Pujol En Economía March 8, 2017

La producción azucarera es siempre motivo de interés y curiosidad para los cubanos, pues la Isla llegó a ser una importante productora hasta inicios de los años 90. Los diarios locales y la televisión daban información detallada sobre la marcha de la siembra, los cortes y la producción, casi fábrica por fábrica. A inicios de los 2000, los centrales azucareros se redujeron de alrededor de 180 hasta menos de 60, alegando la baja productividad y los magros precios del dulce en el mercado mundial. Y las noticias de su producción y de sus ciclos pasaron a ser casi un secreto bien guardado. La cosecha de 2016-2017 prevé entre sus resultados algo más de un millón de toneladas de azúcar crudo, al decir de Liobel Pérez, director de comunicación del Grupo Empresarial Azucarero AZCUBA. “Esta zafra se considera la más alta de las últimas 15 cosechas”, aseguró. Aun cuando la molienda concluye en abril, se espera que para esa fecha puedan alcanzarse los dos millones de toneladas, gracias a un mayor rendimiento industrial, mayor disponibilidad de caña y resultados del corte y el procesamiento en la industria. En la presente zafra participan 54 ingenios, la mayor cantidad desde que se efectuó el proceso de “redimensionamiento de la agroindustria”. No obstante el incremento de la producción, en comparación con campañas anteriores, queda un importante trecho para cumplir el plan de la presente zafra, de ahí la necesidad de elevar los resultados del corte y el aprovechamiento de las capacidades de molienda en los ingenios. Ante una pregunta de Cuba es otra historia, el presidente de la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba, Eduardo Lamadrid, explicó: “es necesario impedir paralizaciones de la producción por falta de caña, y garantizar la materia prima imprescindible y su procesamiento industrial”. Según diversas fuentes consultadas, la actual zafra tiene a su favor una mejor organización y preparación, condiciones normales del clima, suficiente disponibilidad de caña y un mayor nivel de corte mediante máquinas cosechadoras de elevado rendimiento, entre los principales factores. En la presente campaña el país aspira a un crecimiento de 45 por ciento en la producción del endulzante, respecto al volumen logrado en la anterior. La zafra se realiza en Cuba desde mediados de noviembre hasta finales de abril, si bien puede quedar activo un grupo de ingenios en las primeras semanas de mayo, según lo permitan las condiciones del clima. La estrategia ha sido realizar zafras pequeñas, pues los resultados no crecerán aunque se extienda en el tiempo.