Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Llegan a Cuba nuevos modelos de Ladas rusos

Los primeros 300 Ladas, en sus nuevas versiones de diseño y tecnología, llegaron a Cuba, y la noticia ha despertado curiosidad y entusiasmo

Valentín Rodríguez ITAR-TASS En Economía March 16, 2017

La gente común que dispone de un auto en Cuba, siempre dice que el Lada es el mejor carro para las condiciones del país. Sin lujos, bastante tosco en su diseño, ha desafiado toda la imaginería de sus fabricantes. 

Los mecánicos de la Isla ha hecho gala de inventos y adaptaciones, y de alguna manera piezas y accesorios han llegado, bien por los que viajaban a Moscú o desde Miami, donde se instaló un tienda bien surtida.

Ahora, con la noticia de una nueva y atractiva línea de autos Lada que llega a la Cuba, aunque en cantidades pequeñas y con el supuesto de tener ya un destino predeterminado, el optimismo del cubano ha vuelvo a renacer, en lo que a los Ladas se refiere. El mayor fabricante ruso de automóviles planea restablecer las exportaciones de la marca Lada a Cuba. Los primeros 300 vehículos ya han arribado a la Isla, tras 12 años de pausa en el intercambio comercial.

Las exportaciones podrían ayudar a los fabricantes rusos a aliviar la caída de ventas de los automóviles, vinculada con el retroceso de la economía rusa. En este sentido, Cuba es un importador histórico de los automóviles producidos en la URSS, y tiene mucho potencial, afirmó el vicegobernador de San Petersburgo, Serguéi Movchán, citado por el periódico "Fontanka", en el marco del foro AutoInvest 2016. 

La peculiaridad de la situación radica en que Cuba hasta ahora posee un gran parque automotor de vehículos soviéticos, que se mantienen en buen estado debido al cuidado y a un clima favorable. Los Lada de los años ochenta siguen navegando por las ciudades cubanas, junto con los coches "retro" de la producción estadounidense de los años cincuenta.

Los vehículos rusos en Cuba son elogiados por su sencillez, tanto en uso como en el mantenimiento, y el único problema que tenían sus propietarios —la escasez de las piezas de cambio- fue aliviado, en cierta manera, por la aparición de empresarios extranjeros dedicados al suministro de nuevas partes, y a la existencia de un concesionario oficial.

Los últimos modelos de Lada dominan las ventas en Rusia y en sus países vecinos desde hace años, y gradualmente ganan terreno en Europa del Este y Oriente próximo. Su nivel de calidad sigue creciendo, y los sistemas internos son cada vez más sofisticados, lo que lo distancia de la sencillez y la solidez tan apreciada en Cuba. El tiempo mostrará si los "ancianos" soviéticos cedan terreno a sus sucesores modernos.

Una delegación de la empresa rusa AvtoVAZ viajó a la Isla, con la idea de reconquistar nuevamente el mercado cubano, con modernos modelos de la marca Lada, y para ellos sostuvo reuniones con las autoridades cubanas, quienes por muchos años han visto a este país como un socio comercial fuerte y leal.

Asimismo, señala la información que publica Russia Today, que los directivos de la compañía están negociando con el gobierno de Cuba la puesta en marcha de una planta de ensamblaje en la Zona de Desarrollo del Mariel. Ahora, todo el que ha conocido la noticia se dice para sus adentros si algún día podrá tener un nuevo Lada ruso a precios razonables… La respuesta puede tardar.