Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Más tierras para la agricultura urbana y suburbana

La Isla cuenta en estos momentos con ocho mil 578 hectáreas de organopónicos, huertos intensivos e instalaciones de cultivos semiprotegidos

Redacción Yailín Alfaro Guillén En Economía Feb. 21, 2017

Las áreas destinadas a la agricultura urbana, suburbana y familiar aumentarán en Cuba hasta alcanzar una hectárea de cultivos organopónicos por cada mil habitantes. Se trata de garantizar la seguridad alimentaria del país, sustituir importaciones, y obtener productos de calidad a escala local, de manera descentralizada. 

 

Con este objetivo, se busca potenciar el movimiento que agrupa a quienes siembran pequeños huertos, el cual comenzó en los años noventa, por iniciativa del entonces Ministro de las Fuerzas Armadas, Raúl Castro. 

La Isla cuenta en estos momentos con ocho mil 578 hectáreas de organopónicos, huertos intensivos e instalaciones de cultivos semiprotegidos, y está previsto completar las 10 mil hectáreas. 

 

Las provincias de Pinar del Río, Sancti Spíritus y Villa Clara son las de mejores resultados en esta modalidad agrícola, que en 2016 contribuyó con más de un millón de toneladas de verduras y condimentos frescos.

 

Algunos factores críticos de cara al incremento de las cosechas resultan el abasto de agua, la calidad de las simientes, y el enfrentamiento a plagas y los efectos del cambio climático. En el caso cubano son notables, por ejemplo, el aumento de las temperaturas y la salinización de los suelos. 

 

Durante la clausura del balance anual de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, el ministro del sector, Gustavo Rodríguez Rollero, destacó la necesidad de crecer en hortalizas, vegetales, condimentos frescos y plantas medicinales destinadas a Salud Pública.

 

Muchas de las parcelas que actualmente se destinan a esta forma de cultivo eran antiguos basureros o solares yermos, que fueron sacados del abandono gracias al esfuerzo de los vecinos y las familias, con el apoyo de las delegaciones territoriales del Ministerio de la Agricultura.