Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Medicamento cubano Heberprot-P está registrado en 23 países

La medicina cubana es uno de los principales rubros de exportación y una de las novedades en Biotecnología se encuentra Heberprot-P

Redacción Cubadebate En Economía Dec. 14, 2016

El Heberprot-P, fármaco cubano de primera generación, empleado en los tratamientos de úlcera del pie diabético, se encuentra registrado actualmente en 23 naciones de todos los continentes, y se emplea con eficacia en diez países.

“En Estados Unidos hay una gran tasa de diabéticos, obesos y de pre diabéticos, quienes como complicación consecuente pueden estar en riesgo de sufrir una úlcera del pie diabético. Sin embargo, si el Heberprot-P se llegara a introducir en esa nación se traduciría en una significativa reducción de la tasa de amputación”, comentó a un diario local el creador del medicamento, Doctor en Ciencias Jorge Berlanga, jefe del grupo de cicatrización del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB). 

Los productos de la industria biotecnológica constituyen uno de los primeros entre las exportaciones de bienes cubanos, luego del níquel, el azúcar y los derivados petroquímicos. 

La biotecnología comenzó a desarrollarse en el país a finales de los años ochenta, por iniciativa de Fidel Castro, quien personalmente impulsó el crecimiento del sector y su inserción a nivel internacional. 

De un primer centro de investigaciones y su planta productora, hoy existe el llamado Polo Científico del Oeste de La Habana, un conjunto de instituciones que hace alrededor de cuatro años quedaron agrupadas bajo el grupo empresarial Biocubafarma. 

En 2015 esa entidad ahorró al país más de mil 940 millones de dólares, por concepto de sustitución de importaciones en la salud humana. Varios proyectos de este sector se encuentran en la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera que Cuba presenta cada año a los posibles socios foráneos interesados en hacer negocios en la Isla. 

Días atrás se celebró en la ciudad de Matanzas el IV Congreso Internacional “Controlando la Diabetes y sus complicaciones más severas”, en el cual participó una delegación norteamericana. 

Uno de sus integrantes, el licenciado Antonio C. Martínez, comentó que este medicamento promete mucho, y ojalá pudieran terminarse las revisiones clínicas regulatorias con el permiso del Departamento del Tesoro, para que pueda entrar en el mercado estadounidense, lo cual bajaría el costo del tratamiento de los pacientes con úlcera de pie diabético.