Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Nuevas reglas para los cuentapropistas en Varadero

No se autorizarán nuevas licencias para los pequeños negocios, salvo en los casos que se apruebe expresamente

Redacción Rolando Pujol En Economía Feb. 21, 2017

Las autoridades de Matanzas, donde se encuentra Varadero, la más célebre de las playas cubanas, aplican nuevas medidas para regular los pequeños emprendimientos, también conocidos en la Isla como trabajadores por cuenta propia. 

Se trata de mejorar la imagen de la Península de Hicacos, el principal polo turístico del país, donde hasta el momento ejercen como cuentapropistas unas mil personas. Según se dio a conocer, no se autorizarán nuevas licencias para los pequeños negocios, salvo en los casos que expresamente se apruebe, según consigna el acuerdo 8050 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros. 

La normativa indica que las pequeñas y microempresas y los trabajadores autónomos pueden ejercer sólo en áreas destinadas al efecto, por ello no se permite el uso de jardines, patios exteriores, pasillos laterales, portales u otras áreas similares en el exterior de las viviendas u otros inmuebles.

Candelario Lázaro González, director provincial de Trabajo, informó que en la ciudad balneario existen alrededor de 400 casas de renta y 11 paladares y las autoridades competentes realizan acciones escalonadas para otorgar un autorizo con vistas a ejercer por cuenta propia en la zona.

El directivo comentó a la prensa nacional que desde agosto de 2012 no se emitían nuevas licencias para ejercer labores no estatales en Varadero, y a partir de este acuerdo y las disposiciones complementarias, que entrarán en vigor 90 días posteriores a su publicación en la Gaceta Oficial, se otorgarán nuevas licencias sólo en algunas actividades.

Entre las modalidades de empleo individual que se incluyen en el documento están: asistente para el cuidado de niños; cuidador de enfermos, personas con discapacidad y ancianos; cuidador de baños públicos y taquillas; trabajador doméstico; repasador; tenedor de libros, y arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios.

Además se permitirá la renovación de los empleados contratados, según lo soliciten los dueños, hasta la cantidad permitida en actividades como el arrendamiento de viviendas, elaborador vendedor de alimentos en paladares y cafeterías, así como también a domicilio.