Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Realidad y contexto de la inversión extranjera 2017

El Presidente cubano Raúl Castro, realizo una profunda reflexión sobre el estado de la economía y sus perspectivas en medio de una reunión del parlamento cubano

Valentín Rodríguez, Corresponsal Rolando Pujol /COH En Economía Jan. 19, 2017

A propósito de iniciarse el 2017 traigo a colación la sesión de la Asamblea Nacional del órgano legislativo cubano en la que el Presidente cubano Raúl Castro, realizo una profunda reflexión sobre el estado de la economía y sus perspectivas. Resulta estimulante escuchar la exhortación a desterrar, de una vez y para siempre, los prejuicios sobre la inversión extranjera. Es importante captar plenamente el sentido de la significación y de la urgencia de tal reclamo, y es crucial actuar en consecuencia.

Algunas de las preguntas que se puede hacer hoy  el más simple de los ciudadanos son las siguientes: Donde está el obstáculo a la aprobación de proyectos de inversión y a la búsqueda de lo que necesita la economía de la Isla?  ¿Quiénes ponen trabas  hoy —desde posiciones oficiales? ¿Qué  elementos pueden justificar tales posturas?.

Hoy cuando el país necesita con suma urgencia volúmenes de inversiones para reanimar su economía, capitalizar su industria, ampliar y activar su universo laboral y estimular las fuerzas productivas, resulta inexplicable el cuadro de escasas propuestas de inversiones al finalizar el 2016.

Siempre comento que existen experiencias cuya validez ha demostrado que es factible el crecimiento a partir de la inversión extranjera, existen varios ejemplos  elocuentes: el turismo, en cuya gestión hotelera descansa más del 50% de la administración de los hoteles que han posibilitado que el país reciba a 4 millones de visitantes. Se cuenta con 27 empresas mixtas en el sector y con 76 contratos de administración hotelera en manos de 17 grupos extranjeros. El Ron Cubano Havana Club se comercializa con una empresa mixta la francesa Pernord Ricard, uno de los mayores distribuidores de licores a nivel mundial. El Habano se distribuye internacionalmente con la empresa Imperial Tobacco del Reino Unido. Renglones claves de la minería y de la energía, como el níquel, el gas, el petróleo, y la producción de energía eléctrica por gas, se producen y comercializan con empresas mixtas de Canadá y de otros países. Aun con estas propuestas podría considerarse su extensión y aplicación al comercio mayorista y minoristas y lograr que pueda alcanzar una buena salud y salir de su estado actual.

Son hechos conocidos ampliamente en el país y que, obviamente, no son ignorados por quienes, a pesar de las pruebas sobre la significación positiva de la inversión extranjera en el desarrollo del país, entorpecen tal función.

El gobierno cubano comienza a partir del 2013 su relanzamiento para acelerar los ritmos de crecimiento de la economía con  la promulgación del Decreto-Ley 313, que permite el desarrollo de una zona especial de desarrollo,  y la nueva Ley 118 de inversiones extranjeras. Estimaciones del Ministerio de Economía y Finanzas cifran en unos 2,500 millones de dólares el monto de la inversión extranjera necesarios para alimentar la inversión nacional. Es de notar que la velocidad en la aprobación de los negocios marcha a ritmos muy lentos. Es decir, no es el ritmo que se necesita para salir de la situación económica de recesión en que se encuentra Cuba. No se puede olvidar que la salud económica de un país es importante para atraer a los inversionistas. Veremos que depara este 2017 a la inversión extranjera en Cuba.