Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Comisión bilateral Cuba / Estados Unidos busca fijar hoja de ruta

La reunión tuvo lugar en La Habana en un clima profesional, respetuoso y constructivo en la búsqueda del camino para normalizar las relaciones.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Diario Granma En Política Sept. 11, 2015

La primera reunión de la Comisión bilateral  Cuba-EEUU creada por acuerdo entre  el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla y el secretario de Estado, John Kerry, durante la visita de este último a La Habana el pasado 14 de agosto, ha tenido lugar en la capital de la Isla para trazar los puntos de una agenda que deben conducir en el largo plazo a la normalización de las relaciones entre los dos países.
Las delegaciones de ambos países, estuvieron encabezadas por la directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal Ferreiro y por el subsecretario adjunto para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee y definieron la agenda de temas que serán abordados en la fase iniciada tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos.
La Comisión Bilateral discutió acerca de las nuevas áreas de cooperación de beneficio para los dos países, el diálogo sobre asuntos bilaterales y multilaterales, incluyendo aquellos en los que existen diferentes concepciones, y las cuestiones pendientes de solución entre Cuba y los Estados Unidos.

Esta reunión se desarrollo a puertas cerradas pero un comunicado de prensa de la cancillería cubana señalaba que se acordó las funciones y el alcance de la labor de la Comisión Bilateral, así como la periodicidad de los próximos encuentros y definieron los objetivos y los resultados esperados en el trabajo de la Comisión.

Los representantes de Cuba y los Estados Unidos determinaron que en  la agenda de temas que se comenzará a discutir en los próximos meses, abarca el establecimiento de mecanismos de cooperación en nuevas áreas de beneficio mutuo, como son la protección del medio ambiente y la prevención de desastres naturales, la salud, la aviación civil, y la aplicación y cumplimiento de la ley, incluyendo el enfrentamiento al tráfico de drogas y de personas y a los delitos transnacionales.

Igualmente, la agenda comprende el desarrollo del diálogo sobre asuntos de interés bilateral, incluyendo aquellos en los que los dos países tienen diferentes concepciones como la trata de personas y los derechos humanos, así como otros de carácter multilateral, como el cambio climático y el enfrentamiento a epidemias, pandemias y otras amenazas a la salud mundial.


Asimismo, la búsqueda de solución a problemas pendientes en las relaciones bilaterales, como las compensaciones por los daños humanos y económicos causados al pueblo cubano por las políticas aplicadas por distintos gobiernos de los Estados Unidos a lo largo de más de 50 años y por propiedades norteamericanas nacionalizadas en Cuba. También se discutió lo referido a la protección de marcas y patentes fue algo que se destacó en el documento difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla.

La delegación cubana enfatizó que el levantamiento del bloqueo es fundamental en el contexto bilateral actual y es esencial para normalizar las relaciones bilaterales. Además, reiteró que para que haya relaciones normales será necesario devolver a Cuba el territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval en Guantánamo, la suspensión de las transmisiones radiales y televisivas ilegales de los Estados Unidos hacia Cuba, y la eliminación de los programas dirigidos a la desestabilización y la subversión del orden constitucional cubano.

Luego del anuncio del 17 de diciembre, han ocurrido numerosos y relevantes acontecimientos que han contribuido al mejoramiento de las relaciones entre ambos países, en especial las visitas a Cuba de congresistas, gobernadores, delegaciones comerciales norteamericanas, así como las rondas de conversaciones sostenidas en la Habana y Washington para discutir sobre asuntos migratorios, la reanudación de las relaciones diplomáticas, derechos humanos, entre otros asuntos. Pero el principal hecho histórico, único desde el triunfo de la Revolución Cubana el 1ro de enero de 1959, fue el encuentro cordial y las conversaciones respetuosas sostenidas por el General de Ejército, Raúl Castro y el presidente Obama, durante la celebración de la Cumbre de las Américas en Panamá.  Una visita a Cuba del presidente estadounidense en el 2016, marcaría otro hito histórico en las relaciones Estados Unidos-Cuba.

Sin embargo, a pesar de los notables avances y del ambiente de optimismo que se respira, lo esencial aun no se ha resuelto, como señaló el General de Ejército, Raúl Castro, en su alocución del 17 de diciembre. El bloqueo continúa y el camino hacia la “normalización” parece ser un proceso largo y complejo. “Nuestro pueblo debe comprender que –añadió Raúl en su discurso ante la Asamblea Nacional el 20 de diciembre-, en las condiciones anunciadas, esta será una lucha larga y difícil que requerirá que la movilización internacional y de la sociedad norteamericana continúe reclamando el levantamiento del bloqueo”.

En la reunión se acordó que la próxima reunión se realizara en Washington durante el venidero mes de Noviembre 2015.