Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Cubanos varados en Panamá

(Especial desde Panamá )-La crisis migratoria en Costa Rica, acaparó la atención mediática y del propio Sistema de Integración Centroamericana SICA, hasta su solución. Los más de 8 mil cubanos que se fueron congregando en la nación centroamericana y los que amenazaban en llegar vía Ecuador movilizaron a los gobiernos del área y al propio ecuatoriano para buscar una salida.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Cubaesotrahistoria En Política Feb. 27, 2016

Pero los cerca de 2 mil acantonados en Paso Canoa en la provincia panameña de Darién estuvieron más a la sombra. Ellos recibieron del gobierno del Istmo un permiso provisional de estancia por 3 meses hasta que se encontrara una salida.

Solo este pasado domingo 21 de febrero, un pequeño grupo de 145 recibió el permiso migratorio que les permitirá el  viajar de forma legal a México, donde retomarán, vía terrestre, su ruta hacia Norteamérica. El subcomisionado del Servicio Nacional de Migración de Panamá, David Ríos Durán, explicó a este periodista,  que “se está otorgando un registro de salida extraordinaria por razones humanitarias, de emisión gratuita”.

Los cubanos contrataron un autobús privado que  los llevará desde David, cerca de la frontera con Costa Rica, hasta la capital (centro), donde a primera hora del martes abordarán su vuelo a Ciudad Juárez, México. Los cubanos pagaron 523,50 dólares por persona para realizar el viaje. 

Con anterioridad tuve la posibilidad de conversar con algunos de estas personas que llegaban a la Ciudad de Panamá en busca de cigarrillos cubanos y me manifestaban “que no regresarían a Cuba bajo ninguna circunstancia y que esperaban que el gobierno de Panamá no los abandonara a su suerte”. 

Otro grupo que se instaló en lugares más alejados del interior y en una iglesia en la provincia de Chiriquí, en pueblo Progreso, ahora fueron conminados a abandonar el lugar  por el sacerdote de la Iglesia católica. Son un poco más de 500 que quedarían en la calle sin albergue.

El Sacerdote asegura que la presencia de tantos cubanos ha provocado daños a las instalaciones del pequeño recinto religioso. Muchos “quemaron sus naves al salir de la Isla” y lo vendieron todo según me comentaron y no regresarán. Lo cierto es que todos los comentarios giran en torno a “mejorar económicamente”. Está claro que el temor a que la ley de ajuste cubano y los beneficios que otorga, pueda ser eliminada ha creado esta oleada migratoria que ha motivado a varios miles de cubanos a cruzar selvas, ríos y bosques de manos de coyotes.