Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El Bloqueo: El gran obstáculo para normalizar las relaciones

En la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas se debatirá el informe de la cancillería el próximo 27 de octubre. Por su parte Obama anuncia una flexibilización en medio de la visita del Papa francisco a Cuba.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Ernesto Salazar En Política Sept. 19, 2015

Cuba presentará al 70 periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, como ha venido haciendo desde 1992, su informe de condena al Bloqueo que los Estados Unidos de América le tiene impuesto  por más de 5 décadas y que cuenta con el respaldo  de  188 países, la inmensa mayoría de la humanidad.

En su ya habitual presentación el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, señaló que la resolución que se ha circulado en la ONU contiene dos párrafos nuevos que plantean que, a pesar de que el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, expresó su voluntad de trabajar por la eliminación del bloqueo económico, éste continúa vigente, influyendo negativamente sobre la población cubana.“La realidad es que el bloqueo persiste y que las medidas que el Gobierno de los Estados Unidos ha adoptado hasta este minuto solo modifican la aplicación de algunos aspectos del bloqueo y es sabido que el presidente de los Estados Unidos conserva facultades ejecutivas que le permitirían modificar sustancialmente su aplicación. En su intervención sólo puso ejemplos recientes de esta política restrictiva y unilateral aplicada por el gobierno norteamericano es el no suministro de iridio 192 a equipos de braquiterapia, los cuales funcionan en hospitales cubanos encargados de la atención a pacientes oncológicos. Esta medida ha impedido que los centros oncológicos de Santiago de Cuba y Camagüey hayan podido suministrar radiaciones con la frecuencia y en el momento requerido, por mencionar solo este ejemplo.

La llamada Ley de Comercio con el Enemigo a la que John F. Kennedy recurrió en 1962 para implementar el bloqueo económico a la isla, ha sido renovada desde entonces, año tras año, por los nueve siguientes presidentes. Esa legislación autoriza al mandatario a imponer y mantener restricciones económicas a Estados considerados hostiles. Al renovarla nuevamente este año se ratifica la política de bloqueo, sin embargo numerosas opiniones de expertos señalan que esa prórroga implica que Obama sigue manteniendo su autoridad y “flexibilidad” para relajar las sanciones a Cuba mediante decretos ejecutivos. Lo cierto es que la comunidad internacional nuevamente será testigo de la condena a este de genocidio y EEUU quedará sentado en el banquillo de los acusados. Veremos hasta donde es real la voluntad política de normalizar relaciones con Cuba.

Según un anuncio reciente del Departamento de Estado de Los Estados Unidos, ahora entraran en vigor algunas medidas que flexibilizan el bloqueo a Cuba. El ajuste está referido a  viajes y comercio.

Las liberalizaciones, son competencias de los Departamentos de Tesoro y de Comercio que no supondrán el levantamiento del bloqueo económico y comercial, ya que sólo el Congreso de Estados Unidos puede hacerlo.

Con este paso, la administración Obama amplía las medidas de relajación del bloqueo que anunció el pasado mes de enero, tras el histórico acuerdo de diciembre entre Washington y La Habana para restablecer relaciones bilaterales tras medio siglo de ruptura y hostilidades del vecino del norte sobre la Isla.

Los cambios anunciados relajarán las sanciones en materia de "viajes, telecomunicaciones, servicios de internet, operaciones comerciales en Cuba y remesas". Aunque el turismo en la isla sigue estando prohibido para la mayoría de estadounidenses, Washington facilita aún más los viajes a cierto número de ellos, siempre y cuando entren dentro de las 12 categorías existentes de personas autorizadas a viajar a la isla por la ley actual.Entre esas categorías destacan las visitas familiares, los periodistas, los funcionarios del gobierno, las actividades religiosas, las actividades de apoyo al pueblo cubano y los proyectos humanitarios.

Se permite entonces el transporte por barco entre Estados Unidos y Cuba de pasajeros autorizados a viajar a Cuba y lo podrán hacer directamente, sin tener que pasar por terceros países. También se permitirá que los familiares cercanos de los estadounidenses autorizados puedan viajar con ellos a la isla.Además todos los viajeros autorizados pueden abrir si lo desean una cuenta bancaria en Cuba para poder realizar transacciones autorizadas mientras están en la isla.También se permite a las empresas de telecomunicaciones y servicios de Internet y a empresas autorizadas abrir negocios en Cuba y contratar a cubanos.

El anuncio de la relajación de estas medidas del bloqueo se produce en vísperas del viaje del papa Francisco a Cuba. El pontífice, que tras visitar la isla viajará a Estados Unidos, impulsó el acercamiento entre Washington y La Habana.