Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El Caribe contra el avance de la derecha en el continente

Ese fue uno de los principales pronunciamientos que se encuentra en la declaración final de la Cumbre celebrada en La Habana. Además se aboga por una mayor cooperación, respeto y unidad de los países de la región y la defensa de la soberanía frente al revanchismo neoliberal en América Latina.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Ernesto Salazar En Política June 5, 2016

Concluyó la VII Cumbre de los Estados del Caribe (AEC) en La Habana, con una declaración política cuyo eje central fue la ampliación de los espacios de diálogo, y de concertación para defender las economías del Caribe de los choques externos, y para disminuir los crecientes índices de desigualdad.

 

El conclave de La Habana, ha sido una muestra de reafirmación del compromiso regional con la paz y un apoyo tácito a la República Bolivariana de Venezuela frente a los intentos de la Organización de Estados Americanos (OEA) de buscar el consenso para condenarla y un respaldo a las conversaciones de paz entre la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)  y el gobierno de Juan Manuel Santos que avanzan en su recta final en la capital cubana.

 

La declaración de La Habana, reafirma los principios fundacionales de que la AEC siga siendo una organización que permita enfrentar de manera concertada los retos que se levantan para el área, el cambio climático, y la amenaza a la paz.

 

La cita transcurrió en un momento trascendente, cuando la unidad es necesaria para enfrentar los retos del desarrollo sostenible, en una coyuntura de crisis económica agravada por los impactos del cambio climático y la desestabilización que sufren los países de gobierno popular, señalo el Embajador Manuel Aguilera de la Paz, Director General de América Latina de la Cancillería cubana su encuentro la con la prensa acreditada.

 

La implementación del Plan de Acción de la AEC para el período 2016-2018,  aprobado por los Ministros de Relaciones Exteriores, constituye el programa de trabajo en líneas relacionadas con el turismo, comercio, transporte, cultura y reducción de riesgos ante desastres naturales. La existencia dentro de la AEC de 24 países observadores de diferentes latitudes y 11 organizaciones regionales observadoras es una muestra del peso y la visibilidad que va alcanzando esta asociación en la región.

 

“Hay desafíos que debemos enfrentar. No podemos permanecer indiferentes ante las turbulencias que hay en Americe Latina ante la ofensiva oligárquica contra los gobiernos progresistas”. “Esto es una amenaza a la paz y la estabilidad”, señalo el presidente cubano Raúl Castro al dejar clausurada La Cumbre.  “La situación exige la consulta y concertación en los postulados de la declaración de América Latina como Zona de Paz, adoptada en la II Cumbre de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) de La Habana”.

 

La VII Cumbre de La Habana ha mostrado la voluntad de unir fuerzas y trabajar por el presente de los pueblos de la región y termina de manera exitosa.