Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

El desafío a la cultura patriarcal

En declaraciones ofrecidas a "Cuba es otra historia", la directora de la Editorial de la Mujer, abordó las manifestaciones y problemáticas más frecuentes en la mayor de las Antillas sobre la violencia de género.

Maria Lucía Gonzalez Archivo En Política April 29, 2016

La asistencia, protección y el enfrentamiento a la violencia de género es un tema recurrente en la sociedad cubana. A pesar de notables avances contra las corrientes discriminatorias, que en su mayoría perjudican a la mujer,  persisten tendencias machistas, impositivas y abusivas que laceran las nobles intenciones de instituciones y organizaciones que se enfrentan a este flagelo.

 

La doctora Isabel Moya, investigadora y directora de la Editorial de la Mujer, afirma que en Cuba no hay asesinatos sistemáticos de mujeres, como en muchos otros países, pero sí se expresa la violencia de género en todas sus manifestaciones, en especial la psicológica. En efecto, dice, “la sobrevivencia del machismo es una de las principales causas que atribuye características particulares a este fenómeno, de  acuerdo con el contexto económico, político, cultural y la organización del tejido social: más de quinientos años de cultura patriarcal, marcan nuestras costumbre, juicios de valor sobre lo femenino y lo masculino y las prácticas cotidianas”.

 

Según la doctora Moya, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), que agrupa a más de 4 millones de mujeres, ha logrado importantes transformaciones en la condición y situación de género, mediante las acciones que desarrollan las 173 Casas de Atención a la Mujer y la Familia en todo el país a fin de lograr una verdadera cultura de la igualdad.

 

Para esta investigadora,  es vital conocer que en el Objetivo 55 -aprobado en la Primera Conferencia del Partido Comunista de Cuba (PCC),  en el 2012-  se ratifica el papel de la familia cubana haciendo énfasis en “elevar el rechazo a la violencia de género e intrafamiliar y la que se manifiesta en las comunidades”.

 

De ahí que varias instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil promuevan acciones por esa causa. Y añade que “aunque no hay una ley específica sobre violencia de género,  existe en Cuba un cuerpo legal en el código penal que condena a los maltratadores y protege a las víctimas y sobrevivientes”.

 

 

Por último, señala Moya que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social es la institución que asume el mandato estatal de coordinar las políticas y acciones en este sentido y que se desarrollan también interesantes proyectos de comunicación y artísticos encaminados a sensibilizar a la sociedad y a brindar información sobre dónde acudir ante estos actos denigrantes.