Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Elian Gonzalez, un cuadro de la juventud comunista

El niño que protagonizó uno de los incidentes más trágicos en el mar de la Florida con solo seis años, ahora es un invitado especial al congreso de los jóvenes comunistas cubanos.

Carlos Javier Rodríguez En Política March 17, 2015

Elián González es un joven de 21 años estudiante de la carrera de ingeniería industrial en la Universidad de Matanzas, ciudad en la que nació y es ahora un invitado especial al X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de Cuba que se efectuara el 18 y 19 de julio próximo.

Cuando apenas tenía seis años vivió uno de los episodios más trágicos que los ojos de un niño de su edad pudieran haber sido testigo, la muerte en altamar de su madre cuando intentaba salir ilegalmente de Cuba en una precaria embarcación en el que el único sobreviviente fue el propio Elián.

El menor fue rescatado y trasladado a la ciudad estadounidense de Miami, donde grupos anticubanos con el apoyo de algunos familiares lejanos del niño lo retuvieron en contra de la voluntad de su padre.

La política de los Estados Unidos durante todos estos años de la revolución cubana ha sido incentivar a los cubanos que viajen de forma ilegal hacia la Florida a través de cualquier medio y aunque pueda llegar a costarle la vida. Una muestra fiel de esta estrategia estadounidense es la ley de Ajuste Cubano de congreso en Washington.

La política de Pies Secos, Pies Mojados como se le conoce también a esta ley, establece que los cubanos que llegan y pisan tierra estadounidense pueden quedarse legalmente y se les entrega todos los beneficios sociales incluyendo el permiso de trabajo obteniendo al año su residencia definitiva.

A pesar de que se establecieron la entrega de un número de 2000 visas anuales para los familiares en la isla a través de unas conversaciones migratorias de ambos gobierno, la oficina de intereses de los EEUU en La Habana no entregaba nunca esa cantidad para provocar el show y crear los denominados “Balseros”.

A Elián González la prensa capitalista lo puso como símbolo de esto y sin escrúpulos lo denominaron el “Niño Balsero” por la triste historia que vivió junto a sus familiares como es el caso de JuanMiguel, su padre quien lo reclamó y junto a Fidel Castro lograron que volviera a la isla después de siete meses y numerosas gestiones, que incluyeron movilizaciones masivas.

Va a ser (el Congreso) un espacio importante para la juventud cubana, y fortalecerá a la UJC para que pueda desempeñar cada día un mejor papel”, comentó a la prensa el alumno universitario.

El evento -destacó- va a ser fructífero, aportará ideas y será un apoyo a la Revolución y al Partido Comunista de Cuba.“Me regocijo por esta designación”, señaló con una expresión de alegría en su rostro.