Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

La ruta de los emigrantes cubanos hacia “el país de las ilusiones”

Pese al vía crucis que representa el largo camino de los inmigrantes cubanos que pretenden llegar a los Estados Unidos, la marcha que les abre el camino de las “ilusiones y del sueño americano”, se asume contra todo riesgo.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Archivo En Política Sept. 2, 2016

Un rayo de luz se ha abierto sobre la ruta que recorren los migrantes cubanos para llegar a Estados Unidos después que el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, asegurara que su país atenderá a los inmigrantes que lleguen por la frontera con Colombia.

 

Eso sí la oferta del país panameño, según conoció Cuba es otra historia  a través de colegas del diario La Estrella, no es un cheque en blanco y, por el contrario,  la vía panameña puede representar un fomento encubierto de las rutas selváticas.

 

"Se mantiene el cierre de la frontera a migrantes irregulares, pero aquellos que estén utilizando estos puntos (de la zona selvática del Darién) para cruzar y ya ingresen a nuestro territorio se les va a dar la asistencia humanitaria para que sigan su ruta", aseguró Varela en toda una declaración de intenciones.

 

Durante un acto público el dirigente justificó su decisión afirmando que Panamá "no va a permitir que nadie que ya ha cruzado hacia nuestro país muera en nuestra tierra".

 

La ayuda de Panamá llega en un momento en que cientos de personas, especialmente haitianos que han permanecido en Brasil, africanos, asiáticos y cubanos, se internan por la frontera selvática entre Colombia y el país panameño para avanzar en su anhelada ruta estadounidense. El Darién, selva de más de 15.000 kilómetros cuadrados, es atravesado por los migrantes que intentan cruzar de Colombia a Panamá, y en este tránsito se arriesgan a enfermedades, hambre y sed.

 

Actualmente cerca de 800 inmigrantes se mantienen en Panamá, mientras que otros 2.500 están varados en Costa Rica por la negativa de Nicaragua de permitirles el paso.

 

En el planteamiento de Panamá para ofrecer una solución al problema de los inmigrantes se incluyen puntos de control y asistencia, así como la actual construcción de un campamento en la localidad de Metetí.

 

El objetivo es que estos puntos sirvan de ayuda para proporcionar alimentos y asistencia sanitaria para los migrantes

 

De esta forma Varela definió el tránsito por la selva como un "corredor humanitario", y advirtió que para frenar por completo el flujo de ilegales se requeriría de "toda la fuerza pública" de la Nación. Por su parte, las autoridades colombianas aseguran que entre el 19 de mayo y el 25 de Agosto han salido por la ciudad de Turbo 7.903 migrantes irregulares y más de 5.800 personas han sido repatriados.

 

 

Pese a tantos obstáculos y peligros muchos prefieren utilizar esta vía ilegal para llegar a alcanzar el “sueño americano”. La ley de ajuste cubano y su política de “pies secos, pies mojados” trae estas tempestades, e incita a la deserción y al riesgo.