Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Llegó a La Habana un misil equivocado

En un vuelo procedente de Paris, Francia, llega al aeropuerto internacional José Martí de la capital cubana un misil con cabeza de autoconducción láser AGM 114 “Hellfire”.de fabricación norteamericana enviado dentro de una carga comercial.

Carlos Javier Rodríguez military.com En Política Feb. 20, 2016

La Aduana General de la República de Cuba (AGR) quedó impactada cuando el 14 de Junio del 2014 un avión de la aerolínea francesa Air France que cubría la ruta Paris-Habana dejó en la capital cubana un misil de fabricación estadounidense dentro de una carga comercial que transportaba el avión.

Aunque el artefacto militar no contenía explosivo le provoco una situación embarazosa al gobierno de Barack Obama que tuvo que solicitarles a los cubanos la devolución del misil de alta precisión AGM 114 Hellfire en medio de un momento crucial y de gran  avance de las negociaciones para un mejoramiento de las relaciones bilaterales.

Ahora el gobierno cubano demostrando un acto de muy buena voluntad el pasado 13 de Febrero pasado emitió una declaración de su cancillería que informaba la reciente devolución de este importante producto de la industria armamentista de EEUU de alta tecnología.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla señaló que este misil llego por equivocación o mala manipulación en el país de procedencia y en ese momento para las autoridades cubanas resultó preocupante al no haber sido declarado como tal en el manifiesto de la carga de la aeronave que lo transportó.

Este medio militar fue debidamente conservado y custodiado. Una vez que el Gobierno de los Estados Unidos informó oficialmente al gobierno cubano que un misil de entrenamiento, perteneciente a la compañía “Lockheed Martin”, había sido enviado a nuestro país por error y expresó su interés en recuperarlo, Cuba transmitió la decisión de entregarlo y se iniciaron las gestiones entre ambas partes para proceder a su devolución.

Como resultado de estos intercambios, un equipo de expertos del gobierno estadounidense y de la mencionada compañía viajó a Cuba para revisar el estado de la carga. El 13 de febrero de 2016 los expertos retornaron a los Estados Unidos con el misil.

Cuba actuó con seriedad y transparencia, y cooperó para encontrar una solución satisfactoria a este hecho.