Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Obama se despide de Cuba

Obama ofreció su discurso desde el escenario del Teatro Alicia Alonso donde lucían dos grandes banderas, la cubana y la estadounidense, en el telón de fondo, más otras dos detrás del atril.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Ernesto Salazar e Ismael Francisco En Política March 22, 2016

El Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso” fue el escenario este del discurso que pronunciara el Presidente Barack Obama, a la sociedad civil de la isla, quienes se congregaron en el recién remozado y emblemático sitio, en número de 1,500 personas que es la capacidad del sitio.

El discurso fue trasmitido por la televisión nacional en directo, de manera que lo escucharon y lo vieron de sus casas millones de personas en el país y en otros confines, un discurso estuvo cargado de mensajes construidos para complacer a algunos sectores de la sociedad norteamericana.
 
De un lado el Presidente Obama realzó los valores del pueblo cubano y sus logros sociales y de otro incitó a buscar posiciones más activas en materia de empoderamiento, libertad y democracia. Insto a “dejar atrás la historia”, casi un pedido a olvidar  el pasado.

En consonancia con el tono habitual de su discurso con respecto a los cubanos, Obama ha apelado al entendimiento y la colaboración y ha abogado por otorgar poder a los cubanos, en tanto verdaderos protagonistas de sus destinos y activos constructores del futuro de su país.

El presidente Barack Obama inició su discurso en La Habana tras recibir una fuerte ovación en el Gran Teatro de La Habana condenando los ataques terroristas en Bélgica, así inicio su discurso  y en perfecto español dijo: "El futuro de Cuba tiene que estar en la manos del pueblo cubano".

En el escenario del Gran Teatro lucían dos grandes banderas, la cubana y la estadounidense, en el telón de fondo, más otras dos detrás del atril y al hacer su aparición en el escenario, el presidente de Estados Unidos recibió una fuerte ovación y aplausos que respondió con un "Muchas gracias" en español.

“El futuro de Cuba tiene que estar en las manos del pueblo cubano”, “Creo en el pueblo cubano” son algunas de las frases pronunciadas en español por Obama, que son clara evidencia de su postura con respecto a Cuba y su pueblo y su decidida voluntad de construir su día a día.

"No solo vamos a normalizar relaciones con el Gobierno de Cuba, sino con todo el pueblo cubano", aseguró el mandatario en su discurso y en una histórica intervención, en su tercer y último día en la isla, Obama afirmó la frase de Martí "Cultivo una rosa blanca”.

Su última actividad antes de la partida fue la asistencia al juego amistoso de beisbol entre el Tampa Bay Reis integrante de las Grandes Ligas con una selección cubana. Obama llego acompañado de Raúl Castro al filo de las 2 de la tarde, y recibió una cerrada ovación y vítores a su entrada, ante un estadio Latinoamericano el mayor del país que estuvo colmado hasta el tope.

Saludó a los representantes del gobierno cubano presentes y a miembros de su delegación que concurrieron al tope pero antes había llegado en forma deportiva el Secretario de Estado John Kerry quien bromeaba con el Canciller Bruno Rodríguez.

La ceremonia de apertura fue muy elegante con la interpretación por el coro nacional de los himnos nacionales de Cuba y de EEUU y con presentaciones de ambos equipos ante los presidentes Raúl y Obama. Ya a la altura del 3er inning Obama se retiró rumbo al aeropuerto para su viaje a Argentina, no sin antes recibir un cerrado aplauso de despedida de los 55 mil espectadores que acudieron a presenciar el partido y su visita.

Obama se despidió de Cuba con el calor de un pueblo que sabe ser un buen anfitrión, y los cubanos se despidieron de él, con la esperanza de que todo pueda ser mejor, sin el bloqueo.