Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Partido Comunista cubano abre canchas

El proceso de análisis que realiza actualmente la organización, previo a su VII Congreso, evidencia que adapta sus métodos a favor de mayor participación popular en la toma de decisiones.

Amable Bello Valentín Rodríguez En Política Nov. 21, 2015

 El Partido Comunista de Cuba está «abriendo canchas», como reza un proverbio popular. Esa es la certeza que deja en quienes siguen sus pronunciamientos y actuar, desde que iniciaron las asambleas de balance de la organización, como parte del proceso hacia su VII Congreso, anunciado para abril del año próximo, y que ya escaló hasta los niveles provinciales.

 

La formación política que, por precepto constitucional, conforma «la fuerza superior de la sociedad y el Estado» en la Isla, nació de la unidad de las diversas fuerzas que combatieron a la dictadura de Fulgencio Batista y condujeron al triunfo del Primero de Enero de 1959.

 

 Desde su fundación basó su liderazgo en una profunda autoridad moral ante la sociedad, y en lo que su líder, Fidel Castro, ha calificado como un vínculo permanente con las masas, que siempre debería ser «su brújula», y ahora busca reorientar en las circunstancias de una sociedad más plural.

 

Ese objetivo se trazó después de la realización del VI Congreso, en que se aprobó la actualización del modelo económico, político y social del país, y tuvo lugar la Primera Conferencia Nacional del Partido, cuyo interés esencial fue enrumbar su funcionamiento a tenor con las radicales transformaciones en marcha en el país.

 

No por casualidad, el Segundo Secretario de la organización política, José Ramón Machado Ventura, destacó desde el inicio de los presentes debates, que este sería un proceso caracterizado por una participación muy fuerte de la población: de los centros de trabajo, de las organizaciones de masas y, sobre todo, en las consultas de las candidaturas a los diferentes niveles de dirección partidista.

 

Sobre la conformación de estas últimas precisó que cuando hay alguna objeción u observación de fondo, y realmente hay algo que lesione la propuesta, porque su calidad se vea afectada, entonces se retira.

 

Machado argumentó que se busca cada vez más contacto, más participación, ya no solo de la militancia del Partido, sino también de los trabajadores y de la población en general. 

 

Ello hace que las candidaturas, incluyendo a los miembros de las más importantes instancias partidistas, tengan el respaldo no solo de los militantes, sino de la mayoría de la población, que también debate los informes que se presentan y realiza sus propuestas.