Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

¿Pueden visitar Argentina los cubanos?

Las modificaciones en la Ley Migratoria Cubana eliminaron algunos de los más importantes requisitos solicitados para poder salir de la isla. Pero cada país tiene y aplica sus propias regulaciones respecto a quien lo visita.

Jimena Riveros En Política July 18, 2015

En Cuba existe una nueva Ley Migratoria desde el 14 de enero de 2013, es decir que no es tan nueva pero aún prevalece mucha desinformación respecto al tema. En realidad es la modificación de la ley N° 1312, “Ley de Migración”. Allí se eliminó el permiso de salida y  la carta de invitación que debía tener cada cubano que deseará salir.  Hoy los requisitos son que el ciudadano tenga su pasaporte al día y la visa del país al que va, en los casos que sea necesario.  Pero no fue este el único cambio importante ya que también se modificó  lo que tiene que ver con el tiempo de permanencia fuera de Cuba. Antes de la modificación, los turistas cubanos podían permanecer 11 meses en el país de destino y a partir del 2013 ese tiempo se extiende a 24 meses sin ser considerado un emigrado. Esta situación sí se da cuando la persona viaja al exterior en forma ininterrumpida y  permanece más de 24 meses por razones particulares sin haber solicitado la residencia o la extensión del tiempo, o sea que no cumple con las regulaciones migratorias establecidas.

Con respecto a aquellas personas que salieron de la Isla en forma ilegal a partir de 1994, los cambios en la ley establecen que podrán volver siempre que hayan transcurrido más de ocho años desde el hecho. En el caso de los profesionales de la salud y los deportistas de alto rendimiento pueden regresar quienes hayan abandonado Cuba después de 1990.  También se amplían las causas de repatriación, y se regularizan las visitas de los que emigraron ilegalmente con menos de 16 años, en cuyo caso no tienen que esperar los ocho años. Ninguna situación se aplica por razones de defensa y seguridad nacional para quienes se hayan ido a través de la Base Naval de Guantánamo. Tampoco el retorno es aplicable a quienes tengan antecedentes policiales vinculados a actividades terroristas, lavado de dinero, narcotráfico, etc; quienes hayan violado tratados internacionales en los que Cuba es parte o quien haya sido expulsado o declarado indeseable en la Isla.

Respecto al pasaporte en sí, es válido por dos años, prorrogables por igual término, hasta completar una vigencia total de seis años. Toda esta información sirve para explicar brevemente cual es la política que tiene el Estado cubano respecto a su migración. Migración por cierto que siempre fue muy numerosa. Los cubanos tuvieron la posibilidad de salir legalmente de Cuba aunque es verdad que desde la modificación de la Ley es más fácil y menos burocrático.

Ahora bien ¿se trata solo de los permisos que da Cuba? No. Cada país tiene una propia política migratoria y la aplica en otros países según lo considere.  Esto significa que si bien Cuba permite que todos sus ciudadanos vayan a cualquier destino, no necesariamente lo pueden hacer. Argentina por ejemplo no realizó ningún tipo de modificación respecto a los cubanos que deseen conocer el país.  Hay una serie de requisitos que deben cumplimentar a fin de obtener la Visa correspondiente. Esto incluye una carta de invitación que debe realizar  la persona que invita al cubano/a, un formulario que debe llenar quien viajará, el pasaporte al día, una cuenta bancaria a nombre del pasajero con un deposito de 50 CUC por cada día de permanencia en Argentina y  constancia de trabajo que indique función desempeñada, antigüedad y remuneración mensual percibida (incluyendo gratificaciones y estímulos), emitida por el centro de trabajo, en papel con membretes o cuños oficiales. También deberá llevar una foto 4X4.Con todo eso debe gestionar un turno en la Embajada argentina para realizar una entrevista consular. Los turnos prácticamente no tienen demora.

Estos tipos de visados son en carácter de turista, por una permanencia de hasta tres meses y  “la presentación de la documentación solicitada no asegura la obtención de la visa” explica uno de los formularios que entrega el consulado argentino.  La carta de invitación debe ser de persona física radicada en la República Argentina, dirigida a la Sección Consular de la Embajada Argentina en Cuba aunque no requiere que el invitante sea de nacionalidad argentina, pero sí que posea el vínculo más directo posible con el solicitante. Debe estar firmada, certificada ante Escribano Público argentino, y legalizada ante el Colegio de Escribanos correspondiente.

Si quien invita es un familiar directo deberá enviar fotocopia del Documento Nacional de Identidad, también certificada ante Escribano Público argentino y legalizada por el Colegio de Escribanos correspondiente. Fotocopia de los 3 últimos recibos de sueldo, certificada de igual manera que el DNI y si fuera trabajador independiente, una certificación de ingresos realizada ante Contador Público nacional, con la intervención del Colegio Profesional correspondiente.

Explicar este tipo de “trámites” sirve, entre otras cosas, para dar una lectura más precisa respecto a los cambios que se vienen llevando adelante en Cuba. Hay mitos impuestos por grandes empresas de comunicación que lograron que se instale una idea equivocada respecto a la política migratoria que tiene Cuba desde hace décadas, porque insisto: los cubanos siempre pudieron salir de Cuba en forma legal pero también es verdad que el trámite era muy engorroso y caro. Hoy eso es cosa del pasado. Cuba pudo asumir sus errores y se dispuso a trabajar para ofrecer una efectiva solución que es evidente y tangible. Resta ahora ver si en lo sucesivo el gobierno argentino modifica sus condiciones para que a los cubanos les resulte igual de fácil que a otros ciudadanos del mundo venir a conocer al país más austral del mundo.