Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

¡Qué va, Fidel me devolvió la vida!

María Paredes, Asencio Sánchez y Fe Rufino son frutos de las más de 35 mil operaciones de la vista que se han realizado por el proyecto cubano en Argentina.

Miguel Reyes Mendoza Cuba es otra historia. En Política July 28, 2016

Conocí a María Paredes en Córdoba, justo ahora puede verme, habla de su experiencia y su vida en Chunia, era triste, pero hoy se le nota diferente: “Fidel me devolvió los ojos-me dice- me devolvió la vista, me devolvió la vida”.

 

Y es que María es una de las tantas argentinas y bolivianas que se atienden en el Centro Oftalmológico Ernesto Guevara de la Serna en esta provincia.

 

“Son más de 530 pacientes operados desde que se inauguró el pasado año la clínica en el barrio San Martín de la capital provincial”-me cuenta Leonel Ramos Bello, Doctor y Especialista en Primer Grado en Oftalmología.

 

“Son un primor, la medicina cubana no tiene rivalidad ni comparación, amo a Fidel, amo a Cuba- dice Fe Rufina, quien me pidió la grabará, porque su sueño es que Fidel la vea o la escuche, y rememora cuando trabajaba de locutora en la radio en el 2006 y vino a verle a la casa del Che. “Soy boliviana y tengo más de 40 años radicada aquí, gracias a eso pude operarme en un tiempo rápido, y ya ve, estoy perfecta”

 

Pero lo cierto es que, la misión médica cubana asesora las operaciones gratis a ciudadanos argentinos en esta entidad hospitalaria, pues las asociaciones colegiadas no permiten a los médicos cubanos trabajar e imponen restricciones porque el problema es, y lo han dicho así tranquilamente, que estos hospitales pueden quitarles 'clientes' a ellos.

 

Sin embargo, en el Centro se atienden pacientes, no se vende ni se cobra por salud, y esto lo recuerda María- “no tengo palabras para explicar lo que han hecho conmigo, me quitaron la venda, y vi colores, vi cosas, vi mi familia, el cielo, la calle; ¡que va! los cubanos me han dado fuerzas cuando me sentía perdida; hoy vengo a buscar mi alta”

 

Actualmente, según cuenta Leonel se atienden pacientes que padecen de cataratas y pterigión, “el proyecto comenzó  en Argentina "a través de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), pues cuando Evo Morales asumió la presidencia en Bolivia, muchas personas no podían estudiar porque no veían y se construyeron dos hospitales fronterizos con este país, en Villazón y Yacuiba- y ahí, comenzó el proceso de llevar argentinos para operarlos.

 

Así comenzó "Operación Milagro" en el extremo sur de América, nombre inspirado en lo que dijo "un señor mayor cuando volvió a ver”, tras la intervención. Sin embargo, los mitos y casualidades no quedaban ahí, Córdoba tenía su impronta, era la ciudad ideal porque geográficamente cumplía con todos los requisitos, era una ciudad en cuya historia se refrenda al Che.

 

De ahí que, una donación de Cuba permitió comprar el terreno en el que se construyó el hospital que se inaugurará hace un año, el 28 de mayo de 2015. Y ya pasan de 36 mil los pacientes operados  desde que se expusiera el proyecto hace 10 años como parte de una idea de Fidel y Hugo Chávez.

 

Pero Cuba es grande. Quiero distraerme un poco de tanto asombro, no puedo, el ruido de la sala que permanece llena de gente, me conmueve. Continúo observando a María después de conocer su historia. Una anciana me toca el hombro- periodista;  ¿puedo darle una entrevista?

 

No pude decir que no, “mire yo me enteré que esto existía por unos amigos, me corrí acá porque no quería morir sin ver a mis nietos crecer”-me comenta Asunción Sánchez y prosigue, “oiga, es incalculable el valor humano, todo es gratis, usted sabe lo que significa gratis en la Argentina,  mire ya puedo leer a distancias, veo números, es verdad que Fidel es el hombre del siglo, yo quiero darle las gracias, los médicos cubanos son los mejores del mundo”

 

Y eso que ellos no conocen que unos años atrás la brigada Che Guevara estuvo laborando en Gan Gan, una población mapuche que ni los argentinos saben donde queda, en  la Patagonia.

 

Hoy se cuenta con tecnología de punta, un equipo de Yag Laser permite combatir la catarata y el glaucoma, principales causas de la ceguera, médicos argentinos asesorados solidariamente por especialistas cubanos, devuelven la visión a personas humildes de todo el país.

 

A ello se une que la fundación Un Mundo Mejor es Posible (UMMEP) continúa los ingentes esfuerzos por convertir el Centro Oftalmológico en un hospital escuela que se convierta en referencia de ciencia y conciencia. Se prevé además que este programa beneficiará a muchas personas que no poseen el nivel salarial para pagarse las consultas en clínicas privadas.

 

Vaya poder de la medicina cubana. Terminé mi trabajo en el hospital, y seguí anonadado. Fotos del Che, Fidel, carteles cubanos forman parte del local. Un libro de Antonio Guerrero queda a la vista. Me despido del Doctor Leonel con la seguridad de que vuelvo a Córdoba, no puedo irme sin despedirme de María, esa chica que llenó mi alma de alegría, esa chica a la que Fidel le devolvió la vida.