Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Raúl y Obama dispuestos a seguir pese a las diferencias

Barack Obama en su segundo día en Cuba, y en visita oficial es recibido con honores en el Palacio de la Revolución, cumple la intensa agenda prevista, al participar en el Foro Empresarial y asistir en la noche a la “cena de estado” invitado por Raúl Castro.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Ernesto Salazar e Ismael Francisco En Política March 21, 2016

Al anunciar que fue un honor rendir homenaje a José Martí al depositar una ofrenda floral en el monumento de la Plaza de la Revolución y recorrer el mausoleo, el Presidente Obama inició su vista oficial a Cuba y acto seguido Raúl Castro le dio la bienvenida con los honores de la guardia presidencial y así comenzaron las conversaciones que se extendieron por espacios de dos horas  sobre temas de la agenda bilateral, de Venezuela y de las conversaciones de paz de Colombia, al término de las cuales ofrecieron ambos dignatarios declaraciones a la prensa.

El objetivo del camino iniciado es “una relación de nuevo tipo como la que nunca ha existido entre Cuba y Estados Unidos”, afirmó el mandatario cubano en la rueda de prensa. Raúl Castro alabó las recientes medidas del gobierno de Obama para relajar los controles hacia Cuba que calificó de positivas pero insuficientes. Pidió de nuevo a Estados Unidos que devuelva a Cuba la base naval ubicada en la Bahía de Guantánamo y el levantamiento del bloqueo comercial. También agradeció a Barack Obama su visita a la isla y su voluntad de continuar avanzando en las negociaciones en los próximos meses.

Cuba sentó su postura de reclamar  una nueva relación con Estados Unidos pese  a las hostilidades que han mantenido durante décadas los dos países. Lo esencial señaló el presidente Raúl, es que ambos debemos "aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de nuestra relación, sino promover vínculos que privilegien al beneficio de ambos países y pueblos".

En la tarde asistió a un Foro Empresarial al que fueron invitados empresarios de ambos países y representantes del sector privado de la isla, en un típico y nada protocolar lugar como la cervecería de la avenida del puerto en los antiguos almacenes de tabaco y madera, convocado por la  Cámara de Comercio de Cuba y contó con la presencia de la secretaria de comercio de EEUU Penny  Pritzker y el ministro cubano Rodrigo Malmierca. Este encuentro reveló el interés de la administración Obama por potenciar al naciente sector emergente de la economía cubana, pero también al decir de los empresarios estadounidenses continuar avanzando en la relación económica.

Paralelamente se reunieron el canciller Bruno Rodríguez y el secretario de estado John Kerry para repasar las medidas anunciadas el pasado día 15 de marzo y actualizar la hoja de ruta y en el día fue firmado un memorando de entendimiento en materia de cooperación entre el Ministerio de Agricultura y la Secretaria de este sector de los EEUU.

La ya histórica visita a la isla del presidente Obama busca sellar el acercamiento entre los dos países y dejar claro el reconocimiento de que “el cambio en Cuba es asunto solo de los cubanos.” Una cena de estado en la noche del lunes será el cierre de esta segunda jornada.

Las diferencias no desaparecerán pero, como dejaron claro Obama y Castro, tampoco serán un obstáculo infranqueable para que continúe el proceso de deshielo iniciado en 2015.