Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Sancti Spíritus con la sede del 26 de julio

Esa central provincia cubana fue seleccionada como el principal escenario del acto nacional por el Asalto al Cuartel Moncada, lo que ha generado un entusiasmo generalizado en la sociedad.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Rolando Pujol En Política June 24, 2016

La celebración del Asalto al Cuartel Moncada, cada 26 de Julio es motivo de júbilo y se convierte en una gran celebración popular de todo el país. Anualmente todas las provincias participan en una emulación fraternal que mide los resultados económicos y sociales de cada territorio y en virtud de ello la máxima dirección del país selecciona a la que mejores índices haya alcanzado en todos los indicadores.

 

Este año le tocó el turno a la central provincia de Sancti Spíritus,  conocida también como la villa del Yayabo, lo que motivó que la celebración de la efeméride se convierta en un acontecimiento de todos sus habitantes. Se acometen obras sociales que se terminaran para la fecha, se pintan fachadas de casas y edificios, se rejuvenece la ciudad y crece el optimismo.

 

Con sus 500 años de fundada, el 4 de junio de 1514, su desarrollo económico y social pleno se alcanzó después del 1 de enero de 1959.

 

Esta zona tiene tierras prosperas para la agricultura, que reciben el beneficio del rio Yayabo, lo que la ha convertido en productora y líder de numerosos renglones, como el arroz, la piña, el tabaco, viandas y hortalizas que aportan a mercados de otras provincias.

 

Su desarrollo urbanístico ha logrado conservarse y actualizarse, así su centro urbano, con la iglesia Parroquial Mayor, la Plaza Serafín Sánchez, la Plaza de la Caridad y su  gran teatro, rodeado de calles sinuosas y en forma de laberintos se extiende hasta la misma rivera del rio, en sobrio conjunto arquitectónico colonial.

 

Sancti Spíritus lo distingue el emblemático puente sobre el rio Yayabo, único sobreviviente de este tipo de construcción, hecho con sólida estructura de cal, arena y ladrillos, sostenido sobre cinco arcos, es una verdadera rareza tipológica de puentes.

 

Hostales y hoteles renovados, variada gastronomía y una rica cultura local se ofrecen al visitante como su más preciada muestra de hospitalidad.