Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Stella Calloni y "un golpe electoral, rápido y furioso"

Así calificó la destacada escritora y periodista argentina, Stella Calloni, la manera en que llegó al poder en la Argentina, Mauricio Macri, respaldado por los Medios y las Fundaciones manejadas y financiadas por los Estados Unidos.

Margarita Pécora Margarita Pécora En Política Jan. 30, 2016

Calloni, de 80 años y con una visión  geopolítica  de largo alcance, asistía al panel por el aniversario 163 del natalicio del intelectual cubano José Martí, otro  gran visionario sobre el ambicioso poder expansionista de los EE:UU sobre Latinoamérica. 

 

Se ha demostrado que el ideario de Marti,  adquiere una extraordinaria vigencia ante el avance actual de la corriente neoliberal y de la derecha. ¿Cuál es su opinión?

En estos tiempos ellos vienen para hacer una especie de demolición de todo lo construido  en estos últimos doce años, y por tanto son tiempos de resistencia, pero al resistir hay que saber lo que se tiene que hacer,  y ahí está para  inspirarnos  el papel de nuestros héroes del pasado, entre ellos José Martí, Bolívar, San Martín…

 

Han ocurrido cambios importantes en la política  argentina ¿Cómo  valora  la situación actual?

No son precisamente cambios. Es la ocupación de la Argentina  por parte de Estados Unidos, mediante estos grupos que ellos crearon , y financiaron, como el PRO, la Fundación PENSAR. Este es un gobierno de la Fundación de EE.UU. Cada Ministerio tiene a alguien  que estaba en una Fundación al servicio del imperio. 

También hay gente que obedece a los servicios de inteligencia CIA,  de modo que no es un cambio.

 

¿Obedece  al  “golpe blando” que he oído a Ud. mencionar  varias veces?

En la Argentina no funciona mucho el golpe blando. Esta no es Europa donde funciona a través de manifestaciones.  Acá en la Argentina un golpe blando se transforma en violento  de inmediato. Acá hay  mucha resistencia en el pueblo porque ya tenemos una lucha  larga.  Esto que estamos viendo es un  golpe electoral, pero rápido y furioso.

 

¿Qué participación le atribuye a los grupos hegemónicos del ámbito mediático?

El principal. Sin ellos, Macri no estaría en el gobierno.  El gurú que tiene (Durán Barba) no serviría para nada sin  esos Medios, porque lo  que instala la figura  de un personaje como Mauricio Macri  son las mentiras para destruir al gobierno que quieren destruir, y los silencios para salvar  al gobierno que quieren posicionar.  Eso es lo que hemos vivido nosotros.

 

Se dio en la Cumbre de la CELAC un cruce entre Gabriela Michetti y el presidente Nicolás Maduro, en base a un reclamo de la vicepresidenta argentina  de presunta violación de los Derechos Humanos en Venezuela por  el encarcelamiento de  Leopoldo López  ¿Qué opina?

El reclamo de Michetti es  el sinónimo del discurso norteamericano contra Venezuela. Leopoldo López está  preso   en Venezuela  por golpista, no por opositor político, y  ha   confesado públicamente que salió a la calle para voltear al presidente Maduro, después comenzaron un ataque violento, hay   43 muertos, muchos heridos, daños  terribles. Alguna vez tenían que tomar medidas  con los golpistas porque hasta  ese momento  se los había perdonado mucho.

 

Esto se sabía que iba a  suceder, y él  (Macri) mandó a la Michetti porque tiene menos respuesta que ella, y aunque tampoco sabe  de qué se trata nada.   Era obvio, porque  ellos están para tratar de destruir a la CELAC, Mercosur, todo.

 

Usted cree que los movimientos revolucionarios de izquierda están en un momento de retroceso ante ese avance  de las fuerzas de derecha?

No veo muchos movimientos  revolucionarios de izquierda. Creo que lo que existe son sectores de izquierda que están jugando contra  los gobiernos, que han sido partícipes necesarios  de este crimen electoral que sucedió aquí en la Argentina , que fueron partícipes en Bolivia  porque se unen a las  voces de la derecha la cual está trabajando activamente  para Estados Unidos. La derecha  en  A. Latina nunca había  sido tan financiada como en este periodo  histórico, ni   tan manejada por Estados Unidos.