Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Trascendental votación en la ONU sobre bloqueo a Cuba

Se especula de la posible abstención de Los Estados Unidos convirtiendo esta votación como “Histórica”.

Rafael Fernández En Política Sept. 26, 2015

La votación sobre el bloqueo a Cuba que deberá hacer en los próximos días la Asamblea General de la ONU adquiere ribetes extraordinarios ante la coyuntura que involucra directamente al gobierno de Estados Unidos y los trascendidos no desmentidos sobre el análisis que hace de cambiar su posición tradicional de rechazo a la moción que condena esa impopular medida anticubana

Durante 28 años consecutivos la Asamblea ha examinado y aprobado por mayoría abrumadora las mociones presentadas por Cuba y apoyada por numerosos países en las que se condena el asedio económico, comercial y financiero que busca rendir a la isla rebelde.

Cada vez se ha hecho más evidente la soledad de Washington en su empeño, al extremo que en la sesión del pasado año apenas Estados Unidos y su aliado Israel votaron a favor del mantenimiento del bloqueo.

Pero el panorama actual es muy distinto a la hora de decidir el gobierno norteamericano la posición a adoptar sobre el espinoso tema que, además, ha provocado el alineamiento del resto de los países latinoamericanos y caribeños en respaldo a la demanda de supresión de la medida punitiva.

No se trata ya solamente de los grandes daños causados a la economía cubana y ni siquiera el impacto de las denuncias sobre la negativa de empresas estadounidenses opuestas a vender alimentos o medicinas necesitadas por la población y especialmente por niños y ancianos del país caribeño. Violando la legislación internacional.

La cuestión fundamental radica en el reconocimiento por el propio presidente Obama, el pasado 17 de diciembre, del fracaso de ese injusto bloqueo y su aceptación de iniciar un proceso de normalización de las relaciones con Cuba que ya permitió la apertura de las sedes diplomáticas respectivas.

Paralelamente, Obama pidió al Congreso de su nación la derogación  de las leyes que sostienen el bloqueo, algo rechazado por ese órgano legislativo controlado por la derecha norteamericana.

Si se confirmara lo que ya publicaron todos los medios de prensa estadounidense sobre la abstención o el voto a favor de levantar el bloqueo por parte de la representación del gobierno presidido por Obama se trataría de una situación tan singular que ahondaría la crisis política interna que vive esa potencia.

El insólito hecho arrinconaría a los halcones de los grupos opositores que dominan el Poder Legislativo y repercutiría con fuerza en el ámbito internacional.