Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Trump estudia política hacia Cuba

La única declaración oficial sobre el tema cubano anunció que el presidente norteamericano revisa las políticas de Estados Unidos hacia Cuba

María Lucía González Cubadebate En Política Feb. 8, 2017

La revisión de las políticas hacia Cuba por parte del presidente Donald Trump ha sido hasta ahora la única declaración oficial sobre el tema del nuevo gabinete de la Casa Blanca, según dieron a conocer algunos medios digitales.

La información, ofrecida en conferencia de prensa por el vocero de la administración estadounidense, Sean Picer, aclara que el análisis detalla aspectos relacionados con “los derechos humanos como parte de un compromiso con los ciudadanos de todo el mundo”.

El mandatario norteamericano ha seguido políticas anunciadas en su campaña, en relación con otros asuntos de interés para su país. El caso de Cuba continúa pendiente, por el mencionado estudio de los pormenores acaecidos en los últimos tiempos en el proceso de normalización de las relaciones bilaterales, iniciado por el expresidente Barak Obama.

Hasta la fecha Cuba y Estados Unidos adaptaron 22 instrumentos bilaterales (acuerdos, memorandos de entendimiento, arreglos y tratados), desde que el 17 de diciembre de 2014 comenzara la nueva era de los vínculos entre ambos países.

El presidente cubano, Raúl Castro, expresó la voluntad de proseguir el diálogo y la cooperación en temas de interés común con el gobierno de Trump, en su alocución el pasado 25 de enero en la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en República Dominicana. 

Para cooperar y convivir civilizadamente, respetando las diferencias y promoviendo todo el beneficio de ambos países y pueblos, no debe esperarse que Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia, señaló Raúl. 

Se han dado pasos importantes hacia la normalización, como la reciente derogación de la política de “Pies secos-pies mojados”, y del Programa de Parole para médicos cubanos, lo cual frena la inmigración irregular. No obstante, se mantiene el  bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla. El camino es largo, y para muchos los avances aún no resultan suficientes.