Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Visita del Papa Francisco a Cuba despierta entusiasmo

Las relaciones de la Iglesia y el gobierno cubano: largo y complejo camino en la historia. Hoy se prepara la visita del Papa Francisco en Septiembre.

Valentín Rodríguez, Corresponsal Barceló En Política May 2, 2015

El anuncio de la  visita del Sumo Pontífice, el Papa Francisco a Cuba en septiembre próximo ha despertado entusiasmo no solo en la amplia comunidad religiosa de la Isla sino en todo el pueblo. Francisco será el tercer Papa que visita Cuba, luego del histórico viaje de Juan Pablo II en enero de 1998 y el de Benedicto XVI en marzo de 2012.

La Jerarquía de Iglesia Católica  recibió con alegría la noticia y recordó el papel de la diplomacia vaticana en el acuerdo entre los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro para iniciar negociaciones destinadas a normalizar relaciones diplomáticas.

Hace unos días el presidente cubano Raúl Castro recibió al Car­denal Be­niami­no Stella, Prefecto de la Sagrada Con­­gre­gación para el Clero de la Santa Sede, enviado de Francisco para organizar los detalles de esta próxima visita a Cuba.

Las relaciones entre la Iglesia católica y el Gobierno  cubano fueron tensas desde el mismo 1959, el clero apoyó abiertamente a los enemigos de la Revolución  al punto de colaborar en el envío a EEUU de 14 mil niños sin sus padres. Por su parte el gobierno expulsó a cientos de curas extranjeros y marginó las religiones.

Un  clima de mayor apertura  creo las condiciones de la negociación para la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba en 1998 lo que permitió acercar  posiciones, un mejor entendimiento y dialogo. Cuba comenzó a celebrar su navidad y el viernes santos a pedido del pontífice, festividades eliminadas del calendario oficial cubano. En los años posteriores se produjo una revitalización del catolicismo, la creación de nuevas diócesis y casas de cultos y contribuyó a un mayor acercamiento entre la jerarquía de la iglesia y la dirección del gobierno.

Pero no fue hasta el 2008, que lograron superar la desconfianza, al grado de que la iglesia católica se convirtió en el interlocutor con el que se negoció la excarcelación de todos los presos llamados  opositores y 3.000 comunes. El pragmatismo del cardenal Jaime Ortega le permitió convertir a la Iglesia Católica en el principal interlocutor del gobierno dentro de Cuba y le ha permitido ganar a la Iglesia  un  espacio de acción.

La Iglesia se ha convertido en interlocutor  del gobierno  cubano y El Papa Francisco fue mediador para el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, anunciado el 17 de diciembre. "Creo que la visita del Santo Padre, que será de carácter pastoral, servirá para confirmar su apoyo a este proceso y el tradicional interés de la Iglesia por la paz y el bien de las personas", ha declarado el Arzobispo de La Habana, Cardenal Jaime Ortega Alamino, que consideró que "para la Iglesia será muy beneficiosa" la mejoría en las relaciones bilaterales, en concreto para su "misión caritativa", pues facilitará la recepción de ayudas externas cuyos trámites se dificultan por la política de bloqueo económico que EEUU aplica a la isla. Cuba y la Santa Sede celebran en este año 2015 los 80 años del inicio de sus relaciones diplomáticas, de manera que la visita del Sumo Pontífice marcará una pauta trascendental para un mayor acercamiento, comprensión y evaluación de sus peticiones entre la alta jerarquía de la Iglesia y la dirección del Gobierno que encabeza Raúl Castro.