Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

503 años de Camagüey, la ciudad cubana donde se perdían los piratas

Este mes de febrero Camagüey cumple 503 años de fundada, una de las ciudades coloniales más importantes de la Isla ubicada en la zona oriental.

Flavia Demi Rolando Pujol /COH En Sociedad Feb. 4, 2017

En Cuba hay un lugar donde todavía algunas personas dicen "vos", en lugar de "tú". Es la ciudad de Camagüey, al este de la Isla. Su acta fundacional desapareció para siempre en algún incendio o saqueo, pero cada dos de febrero se festeja el nacimiento, en 1514, de la antigua villa de Santa María del Puerto del Príncipe.

La urbe, Patrimonio Cultural de la Humanidad, también festejará por estos días la Semana de la Cultura y los 20 años de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC), con un programa de actividades que se convierte cada año en el evento cultural de mayor relevancia en la provincia, incluso con alcance internacional.

En esta ocasión se exhibirá "El Museo del Prado en Cuba", exposición itinerante mostrada con anterioridad en La Habana y Trinidad, y que incluye 60 paneles con más de medio centenar de reproducciones de la reconocida institución cultural. Habrá conciertos, festejos populares y presentaciones de libros.  

Después de las remodelaciones por el aniversario 500, uno de los proyectos más notables es la Calle los Cines, donde funcionan el Encanto y el Casablanca, en su tiempo los más taquilleros del país, luego de las salas habaneras Yara y Payret.

El trazado del centro histórico camagüeyano presenta una trama a modo de telaraña o "plato roto", con calles torcidas donde el visitante fácilmente pierde el rumbo. Según cuentan los originarios de la ciudad, esta estructura fue creada para confundir a los corsarios y piratas que atacaban la villa durante la época colonial.

Su vasto repertorio arquitectónico urbano combina diversos estilos y épocas. Esta es la patria chica de los poetas Nicolás Guillén y Gertrudis Gómez de Avellaneda, del mártir de la independencia Ignacio Agramonte y el pintor vanguardista Fidelio Ponce de León.

Los nativos tienen fama de ser gente muy educada y culta. Ellos le llaman "El Camagüey". Y dicen que quien bebe agua de tinajón, vasija típica de la provincia, vuelve siempre por allí.