Revista Digital Semanal

Director: Carlos Javier Rodríguez

Editor: Santiago Masetti

Email: editor@cubaesotrahistoria.com.ar

Acuarios de Cuba y Estados Unidos trabajan en la conservación de arrecifes

Estos proyectos tienen un soporte legal a partir de los convenios ambientales firmados entre los dos países, desde que se iniciara el proceso de normalización de relaciones

Redacción MINTUR En Sociedad March 1, 2017

Tres científicos cubanos visitaron Tampa como parte de un proyecto conjunto con el Acuario de la Florida para salvar los arrecifes de coral que mueren en toda la región del Caribe, incluyendo ese estado sureño.

Los especialistas del Acuario Nacional de Cuba intercambiaron con sus homólogos estadounidenses sobre el inicio de los diseños de un invernadero que se construirá en la Isla. Su función será cultivar y mantener el coral en un ambiente controlado, una vez que se domine la ciencia. 

Este coral sería entonces replantado en aguas para restaurar los arrecifes. Todavía no se ha estimado una línea de tiempo para su finalización ni costo. "Este es un plan de tres años. Para entonces esperamos tener el proyecto diseñados, financiado y construido", declaró a la prensa Margo McKnight, vicepresidente de operaciones biológicas en el Acuario de la Florida. Esa instalación cuenta con uno de tales invernaderos en la playa Apolo, el cual que costó 420 mil dólares para construir y equipar. 

Pero Cuba diferirá debido al clima tropical más húmedo, dijo McKnight. En lugar de una típica estructura de vidrio invernadero como la de Apollo Beach, La Habana tendrá muros de hormigón con un dosel translúcido. Y Cuba sacará agua salada directamente del Golfo de México en lugar de tenerla entregada, como se hace en Apollo Beach. 

El Acuario de la Florida ayudará a su contraparte cubana con la recaudación de fondos. "Pueden construir una gran cantidad de la propia estructura", dijo McKnight. Necesitan nuestra ayuda con la tecnología y el soporte vital". 

Durante su estancia, los cubanos asistieron a talleres con otras ocho instituciones, entre ellas el SeaWorld y la Academia de Ciencias de California, para debatir sobre los conocimientos a la hora de cultivar coral en ambientes controlados.

Estos proyectos tienen un soporte legal a partir de los convenios ambientales firmados entre los dos países, desde que se iniciara el proceso de normalización de relaciones. A principios de este año el Acuario Nacional de Cuba y el Instituto de Investigaciones para Estudios del Golfo de México, de Estados Unidos, suscribieron un Memorando de entendimiento sobre protección de aguas marinas, arrecifes de coral y educación ambiental.